fbpx
Cómo hacer un ERTE de fuerza mayor por el coronavirus y solicitar las prestaciones

Cómo hacer un ERTE de fuerza mayor por el coronavirus y solicitar las prestaciones

El 18 de marzo entraron en vigor las medidas urgentes del Real Decreto Ley 8/2020, para que las empresas puedan hacer frente a esta compleja situación. En este artículo solucionamos dudas con información actualizada sobre cómo hacer un ERTE de fuerza mayor por el coronavirus.

Antes de tomar una decisión, te contamos todos los datos que debes conocer sobre esta medida para ver si se adapta a las necesidades de tu empresa:

 

En qué consiste un ERTE por causa de fuerza mayor

El ERTE o Expediente de Regulación Temporal de Empleo consiste en un conjunto de medidas adoptadas por una empresa en situaciones excepcionales de causa mayor, con el fin de tratar de minimizar el impacto de ese suceso en su negocio.

La falta de flexibilidad de la normativa que existía para estos procesos, cuyo procedimiento no se ajustaba a la situación de emergencia económica y social sin precedentes que vivimos, obligó al Gobierno a aprobar medidas excepcionales para que las empresas puedan acogerse en menos tiempo a esta solución, en el RD Ley 8/2020.

El artículo 22 del Real Decreto Ley 8/2020, establece que las medidas podrán ser de dos tipos:

  • Suspensiones del contrato de trabajo.
  • Reducciones de la jornada de los trabajadores.

E incluye expresamente como situaciones de fuerza mayor las circunstancias relacionadas con la crisis del COVID-19 que pueden provocar pérdidas directas, que veremos más abajo en los requisitos.

 

Firma Online toda la documentación de tus ERTES. Usa Firmafy gratis

 

Este tipo de ERTE tendría una ventaja destacable para tu empresa: según el artículo 24, mientras dure la suspensión de contratos o reducción de jornada, estaría exenta de pagar la cuota empresarial y demás contingencias a la seguridad social (si tu empresa tiene una plantilla de 50 o más trabajadores, esta exención sería del 75%).

Recientemente, el Gobierno ha considerado improcedentes los despidos basados en causas relacionadas con el COVID-19 (artículo 2 del RD Ley 9/2020).

Esto está forzando que más empresas opten por el ERTE de fuerza mayor. Algo a tener en cuenta, ya que se está colapsando el sistema.

Si decides iniciar el proceso de ERTE, te recomendamos altamente contar con la ayuda de un Graduado Social o asesor laboral.

 

Requisitos para aplicar un ERTE de fuerza mayor por coronavirus o COVID-19

Para poder solicitar este ERTE por fuerza mayor la empresa deberá acreditar debidamente que existen pérdidas de actividad cuya causa directa sea el COVID-19, bien sea por la suspensión de actividades, cierre temporal de locales, restricciones de transporte, falta de suministros, contagio de la plantilla o aislamiento.

Debes saber que, según la Disposición Adicional Sexta, todas las empresas que se acojan a los ERTES del RD Ley 8/2020 deberán mantener el empleo durante 6 meses cuando reanuden su actividad.

En el caso que no cumpla esta obligación, tendrías que devolver más adelante la cuantía que se han ahorrado en los seguros sociales de los trabajadores, más un 20% de recargo.

¡Última hora! El RDL 11/2020 detalla en su Disposición Adicional Decimocuarta cómo será el mantenimiento de empleo: no se tendrá en cuenta en aquellas empresas o sectores afectados por la temporalidad en la contratación.

Y con carácter general, no se entenderá incumplida la obligación de mantenimiento de empleo cuando se trate de contratos temporales que se extingan por expiración del tiempo convenido, realización de obra, o cuando no pueda realizarse de forma inmediata la actividad objeto del contrato.  

 

Nuevas sanciones para las irregularidades de ERTE de fuerza mayor por COVID-19

Tras la avalancha recibida de ERTEs, el Gobierno decidió incluir un nuevo régimen sancionador dirigido a sancionar a todas aquellas empresas y trabajadores que hagan un uso fraudulento de este ERTE especial.

El artículo 3 Real Decreto Ley 9/2020, de 27 de marzo establece que la obligación de solicitar la prestación por desempleo recae sobre la empresa, que deberá presentar la solicitud colectiva en un plazo máximo de 5 días desde la solicitud del ERTE, o de 5 días a partir del 28 de marzo, si se presentó la solicitud anteriormente.

En caso de no cumplirse esta obligación, se consideraría una infracción grave, de acuerdo al artículo 22 de la LISOS. 

Así mismo, se sancionarán las solicitudes que contengan falsedades, incorrecciones y aquellas solicitudes que no sean necesarias. Como consecuencia, habría que devolver las prestaciones que hayan percibido los trabajadores durante ese periodo.

 

Cómo hacer un ERTE o Expediente de Regulación Temporal de Empleo por causa de fuerza mayor relacionada con el COVID-19

El ERTE por fuerza mayor relacionado con el COVID-19 supone la suspensión temporal de los contratos de trabajo o la reducción de su jornada entre un 10 y 70%, permitiendo que mientras tanto, los trabajadores accedan a las prestaciones extraordinarias reguladas en la norma.

En el ERTE por fuerza mayor no existe límite en cuanto al número de trabajadores. Ni tampoco del tiempo de la suspensión, se hará mientras dure el estado de alarma.

Según la Disposición Transitoria Primera del RDL 8/2020 sólo podrán acogerse a este  procedimiento «rápido» para realizar el ERTE aquellos iniciados o comunicados a partir del 18 de marzo.

¿Cómo se haría el proceso de ERTE de fuerza mayor? A continuación vemos cómo sería este procedimiento, paso a paso:

 

1. Solicitud ante la Autoridad Laboral

El proceso se inicia mediante una solicitud de la empresa dirigida a la Autoridad laboral competente.

Esta solicitud deberá ir acompañada de una memoria o informe, donde deberás justificar debidamente la repercusión del estado de alarma por el COVID-19 en tu empresa.

Hay 2 opciones para justificar la solicitud:

  • Que sea una de las actividades afectadas por el RD 463/2020: en este caso se incluirá la actividad a la que se dedica la empresa, a la que se ha prohibido la continuidad.
  • El resto de supuestos, deberán informar suficientemente de las causas para la solicitud y la existencia de fuerza mayor, aportando la documentación que oportuna. Por ejemplo, falta de suministros que impidan continuar, contagio de la plantilla, aislamiento, etc.

Dato a destacar: si tu actividad no se contempla en el RD del estado de alarma, revisa en la normativa de tu Comunidad Autónoma. Por ejemplo, Andalucía ha incluido actividades afectadas adicionales.

Así mismo, en este informe deberás detallar:

  • Trabajadores afectados: datos personales, categoría profesional, bases de cotización y fecha de inicio de la relación laboral con la empresa.
  • Medidas se aplican a cada uno: suspensión o reducción y fecha de inicio de la medida para cada uno de ellos.

Según la norma, las medidas surtirán efectos «desde la fecha del hecho causante de la fuerza mayor», que para la mayoría de empresas fue la declaración del estado de alarma, medidas de confinamiento y suspensión de actividades suspendidas, en vigor desde el pasado 14 de marzo.

Las empresas están indicando como fecha de inicio el 14 de marzo o el lunes, 16 de marzo, que es cuando muchas dejaron de realizar su actividad laboral.

No pongas fecha de fin para el ERTE de fuerza mayor, según la Disposición Adicional Primera del RDL 9/2020, debes indicar que se extenderá durante el periodo del estado de alarma decretado por el RD 463/2020 y sus posibles prórrogas.

 

1.1 ¿Qué documentación acompañará a la solicitud?

Además de la solicitud oficial, deberás adjuntar los siguientes documentos:

  • Acreditación de representación (si no hay posibilidad de firmar con el Certificado Digital de la empresa).
  • Documento que acredite la actividad de la empresa (Inscripción en TGSS del CCC de los trabajadores afectados).
  • Copia de la comunicación a la representación de las personas trabajadoras.
  • Relación nominal de los afectados, con DNI, afiliación, alta en SS.
  • Acreditación de la Autoridad Sanitaria (si la fuerza mayor es por contagio o aislamiento).

 

1.2 ¿A dónde debo enviar la solicitud del ERTE?

Dada la situación de alerta, las solicitudes de ERTE se tramitarán telemáticamente. Todas las Comunidades Autónomas están informando sobre las vías para formalizarlas.

Si tu empresa realiza su actividad en una Comunidad Autónoma, deberás dirigirla a la Autoridad Competente de ésta.

Si tiene centro de trabajo en una provincia, se dirigiría a la Dirección Provincial, si varios centros de trabajo en diferentes provincias de la Comunidad Autónoma, a la Dirección General de la Comunidad.

Si tienes centros de trabajo en varias comunidades, resolvería el expediente la Dirección General de Trabajo y Bienestar Laboral.

En el caso de que tengas centros de trabajo en 2 comunidades, pero tengas más del 85% de la plantilla en una de ellas, se presentaría en la Comunidad Autónoma donde se tiene más representación.

 

2. Informar a la plantilla sobre el ERTE

Si bien esta modalidad de ERTE no exige la creación de un comité, el RD Ley indica que se deberá comunicar la solicitud de estas medidas a la plantilla.

Además, se deberá trasladar el anterior informe a la representación de los trabajadores.

Conserva justificante de esas comunicaciones. Utiliza una vía para enviar la documentación que te permita tener un justificante.

 

3. La Inspección de Trabajo emitirá un informe

A continuación, una vez presentado el ERTE, la Inspección de Trabajo deberá emitir un informe en 5 días.

 

4. Resolución de la Autoridad Laboral sobre el ERTE

La Autoridad Laboral competente dictará resolución en el plazo de 5 días hábiles a contar desde el día hábil siguiente al que se envió la solicitud.

Las suspensiones o reducciones surtirán efectos desde la fecha que hayas indicado como «hecho causante» de la fuerza mayor.

Es decir, si se aprueba el ERTE, los contratos quedarían suspendidos desde el día 16 de marzo o la fecha que hayas indicado.

El procedimiento de ERTE puede ser resuelto por la respuesta de la Autoridad laboral o por silencio administrativo positivo, pasados los 5 días hábiles, si no hay respuesta. 

 

5. Enviar solicitud colectiva para las prestaciones de desempleo al SEPE

Una vez se haya admitido el ERTE, tu empresa deberá comunicar una solicitud de prestaciones de desempleo colectiva para todos los trabajadores afectados por el ERTE. 

Más abajo te explicamos cómo solicitar las prestaciones paso a paso.

 

6. Comunicar la variación de datos a TGSS

 

Una vez se haya aprobado tu ERTE o haya pasado el silencio administrativo positivo, tendrás que comunicar la variación de datos en TGSS.

No debes dar de baja al trabajador, la suspensión no es el fin de la relación laboral. Se trata de una modificación en la situación de éste en TGSS.

Para ello, han habilitado en SILTRA unas claves específicas para notificar la situación especial:

  • Para la suspensión total: Clave V.
  • Para la suspensión parcial: Clave W

Se puede comunicar la variación desde el mismo día en que comienza la situación hasta el penúltimo día del mes siguiente. 

 

Cómo hacer la solicitud colectiva de prestaciones de desempleo 

A continuación detallamos todo el procedimiento para realizar la solicitud colectiva de prestaciones de desempleo para los trabajadores afectados por una suspensión o reducción de jornada por ERTE de fuerza mayor COVID-19:

a. Alta de los trabajadores como demandantes de empleo

Esta gestión es la única que tendrían que hacer los trabajadores. Para ello, deberán visitar la página habilitada por los Servicios de Empleo de su Comunidad Autónoma. Por ejemplo, en Andalucía, del SAE.

Si nunca han estado inscritos en el paro, tendrán que rellenar la suscripción inicial de demanda de empleo. También la encontrarán en la web de su Comunidad Autónoma

El SEPE ha avisado que los trabajadores no deben dirigirse a ellos para tramitar su prestación, ni consultar el estado, se encargará de tramitarla la empresa.

Se están viendo tan desbordados que ya están avisando que podrá demorarse el pago de las prestaciones. 

 

b. Solicitar autorización a los trabajadores para tramitar la prestación en su nombre

La empresa está obligada a solicitar una autorización a cada trabajador para utilizar sus datos con el fin de presentar la solicitud de prestación en su nombre. Compartimos un modelo de autorización que puedes descargar.

Una forma ahorrar tiempo en este proceso es utilizando Firmafy. Si tu empresa envía la autorización a los trabajadores desde Firmafy, te la firmarán online desde su móvil en el momento, con plena validez legal.

Es muy sencilla de usar, no tienen que descargar nada. Y una vez que la firmen desde el móvil, recibirás una copia firmada en tu zona privada y en formato PDF vía email con la rúbrica.

La autorización firmada por todos deberá adjuntarse posteriormente a la solicitud de la prestación que vemos a continuación. Y conservarse por si es requerida más adelante.

 

c. Tramitar la prestación colectiva por desempleo

Para tramitar la prestación colectiva, tu empresa deberá completar el modelo oficial de solicitud en formato Excel que encontrarás en la web del SEPE, por cada centro de trabajo.

Los datos de cada trabajador que se deben incluir son: datos personales, inicio de la suspensión o reducción, jornada afectada, porcentaje de parcialidad, base reguladora y número de cuenta del banco.

El título del archivo deberá tener el número de Código de Cuenta de Cotización completo. Por ejemplo 0111+CCC que corresponda.

Dentro del archivo se indicará la causa del ERTE: fuerza mayor Covid-19.

Y además, el número de ERTE, que se compondrá de 6 cifras (4 primeras con el número de orden + 2 finales con el año 20).

Si se ha aprobado por silencio administrativo positivo, deberás identificar el ERTE con el Código de Cuenta de Cotización principal + la clave 0000/2020

Si hay algún trabajador se encuentra en una situación de maternidad, paternidad, incapacidad temporal o excedencia, no se deberá incluir todavía. Deberá hacerse más adelante, en caso de que se reincorpore antes de que finalice el ERTE.  

El archivo Excel, junto al justificante de registro de solicitud del ERTE y autorizaciones de los trabajadores, se enviará a través del registro electrónico común de las Administraciones Públicas. En concreto, con destino a la Dirección Provincial del SEPE de tu provincia. 

En «Organismo Destinatario» escoge la Dirección Provincial del SEPE que te corresponda. Para acceder, necesitarás el Certificado Digital de tu empresa o Cl@ve.

d. Enviar el Certificado de Empresa

Recuerda enviar los Certificados de empresa de los trabajadores afectados por el ERTE a través del sistema Certific@2 como normalmente. 

La fecha y causa para la situación de desempleo deberán figurar en el Certificado.

 

Plazos para enviar la solicitud de prestaciones al SEPE

Según el artículo 3 del RD Ley 9/2020, la solicitud debe enviarse a través de los medios electrónicos establecidos por el SEPE.

Importante: hay un plazo de 5 días hábiles, a contar desde la solicitud de ERTE.

A no ser que hayas presentado la solicitud antes del 28 de marzo (fecha en que entró en vigor el RD Ley), en ese caso, el plazo de 5 días hábiles contará desde el 28 de marzo de 2020.

Hay Comunidades Autónomas que, por la saturación que tienen, están ampliando el plazo para presentarla a 10 días. Consulta la web de tu Comunidad Autónoma.

Esta notificación es obligatoria, no realizarla o realizarla fuera de plazo será una infracción grave de entre 626 y 6.250 euros.

Si todavía no has recibido la resolución en firme, no sigas esperando, si ha pasado 5 días hábiles desde que presentaste la solicitud de ERTE, se entiende aprobado por silencio administrativos. Realiza la solicitud de prestación colectiva y evita sanciones.

 

6. Comunicar la variación de datos a TGSS

 

Una vez se haya aprobado tu ERTE o haya pasado el silencio administrativo positivo, tendrás que comunicar la variación de datos en TGSS.

Para ello, han habilitado en SILTRA unas claves específicas para notificar la situación especial:

  • Para la suspensión total: Clave V.
  • Para la suspensión parcial: Clave W

Puesto que Seguridad Social no ha suspendido los plazos para comunicar la variación de datos de trabajadores. Tendrás un plazo de 3 días para realizar esta gestión.

 

Todo el equipo de Grupo2000 estamos teletrabajando, continuamos nuestra actividad desde casa, para darte todo nuestro apoyo en estos tiempos tan complejos.

Os seguiremos informando en todo momento desde nuestro blog y redes sociales.

¿Qué ocurre con los contratos de formación durante un ERTE?

¿Qué ocurre con los contratos de formación durante un ERTE?

En estos días nos estáis planteando diferentes dudas en relación a vuestros contratos. Solucionamos las más habituales en este artículo: ¿Sigue la formación de mis contratos? ¿Qué ocurre con los contratos de formación durante un ERTE?

¿Qué ocurre con aquellos trabajadores que sí van a seguir trabajando con contrato de formación durante la crisis del COVID-19? ¿Continúan formándose ?

Sí, la formación de tus contratos continúa. Durante esta situación de estado de alarma continuamos impartiendo la formación de los contratos de formación que sigan activos, ya que la modalidad online lo permite.

Todo nuestro equipo de tutores expertos ya está desde hace una semana tele-trabajando y atendiendo a los alumnos desde sus casas con total normalidad.

Eso sí, durante el periodo que dure esta situación de confinamiento, y hasta que el Gobierno no indique que sea seguro, no convocaremos a los alumnos para tutorías o exámenes presenciales.

Firmafy- firma online- Grupo2000

Recordamos que el artículo 9 del Real Decreto 463/2020,  suspendió todo tipo de acciones formativas presenciales, permitiendo que sí se mantuviesen las actividades educativas en modalidad online.

Esto no supone la suspensión del contrato, ni que se modifique la duración acordada del contrato. Simplemente lo hará en cuanto a la planificación formativa de los eventos presenciales y sus fechas.

Si tus contratos de formación continúan durante este periodo, este hecho no afectará a las bonificaciones, las podrás seguir aplicando con normalidad.

Más adelante, cuando sea posible, se celebrarían los exámenes y tutorías que se hubiesen quedado paralizados, para que los trabajadores puedan acreditar los módulos superados, como habitualmente. Nuestro equipo de tutores os mantendrá informados en todo momento.

¿Qué ocurre con los contratos de formación durante un ERTE por el COVID-19?

El ERTE es una medida temporal, no permanente, para solucionar los problemas ocasionados por el COVID-19. Si tu empresa va a aplicar un ERTE por fuerza mayor para hacer frente a la crisis provocada por el coronavirus, debes tener en cuenta los siguientes detalles:

¿Puedo aplicar todo tipo de ERTES al contrato de formación?

Sí, puedes aplicar un ERTE por fuerza mayor o por causas organizativas. Y las medidas podrán ser de suspensión o de reducción de jornada.

En el caso de reducción de jornada, se realizará reducción en el tiempo de trabajo efectivo, manteniendo el tiempo de formación igual.

Por ejemplo, una jornada de trabajo efectiva de 6 horas diarias, se podría reducir a 3, y se mantendrían las 2 horas de formación.  

¿Qué ocurre con el contrato de formación suspendido por un ERTE?

Según el artículo 5 del Real Decreto Ley 9/2020, de 27 de marzo, los contratos de formación afectados por suspensiones en este tipo de ERTES interrumpirán su cómputo.

La suspensión del contrato de formación no extingue la relación laboral, durante ese tiempo se suspenderá la actividad laboral y la formación, que luego se recuperarán cuando finalice esta situación.

Si hablamos de una reducción de jornada, el tiempo de trabajo efectivo se reducirá en la proporción que hayas indicado. Y la formación continuaría con normalidad.

¿Qué trámites relacionados con el ERTE debo realizar con mis contratos de formación?

Es imprescindible que notifiques esta situación al centro de formación. Es importante que nos envíes una notificación lo antes posible, para que tengamos conocimiento de este hecho y suspendamos la formación del contrato desde la fecha en que se aplica el ERTE.

Puesto que, durante ese periodo, no se va a realizar, ni facturar formación, es muy importante que no apliques ninguna bonificación por la formación, ni por la tutorización (60 u 80 euros).

Si es una reducción de jornada por ERTE, se aplicaría la bonificación de la formación.

Durante el tiempo en que dure la suspensión del contrato, no se pagarían seguros sociales por ese trabajador (sólo si no cumplieses los requisitos para bonificar, y tuvieses más de 50 trabajadores, tendrías que abonar un 25% de éstos, te puedes informar en nuestro artículo «Cómo hacer un ERTE por fuerza mayor«).

En cuanto al trabajador, NO debes darlo de baja en Seguridad Social, se tramitaría de forma similar a una IT. En cuanto tengamos más información sobre las claves en TGSS las compartiremos con vosotros.

¿Qué ocurre con la duración del contrato de formación afectado por el ERTE ? ¿Se pierde o se recupera después?

El tiempo en que dure el ERTE va a ser tratado a nivel administrativo como si fuese un periodo de incapacidad temporal, según indicaciones del Servicio Público de Empleo Estatal.

Según el artículo 5 del RDL 9/2020, el periodo suspendido del contrato y su formación se recuperarían posteriormente, ya que interrumpe el cómputo de su duración, como ocurre normalmente con los procesos IT.

Por ejemplo, si se suspende ahora el contrato durante un mes, ese mes se añadiría posteriormente al contrato y formación.

¿Qué derechos tiene el trabajador con contrato de formación durante un ERTE por fuerza mayor?

El trabajador, según se recoge en el Real Decreto Ley 8/2020, durante el periodo del ERTE, seguirá cotizando y accederá a una prestación extraordinaria por desempleo, aunque la persona carezca de las cuantías mínimas cotizadas exigidas legalmente.

Esta prestación deberá ser solicitada por la empresa, todavía no se ha indicado cómo. Esperamos que lo hagan en los próximos días.

A efectos para futuras prestaciones por desempleo, el tiempo que perciba la prestación extraordinaria no contará como tiempo consumido para futuras prestaciones.

Si se trata de una reducción, la prestación compensará esa parte de jornada que se le haya reducido.

¿Qué sucederá cuando finalice el ERTE del contrato de formación?

Cuando finalice el ERTE, el trabajador volverá a su puesto de trabajo, con las mismas condiciones que disfrutaba anteriormente.

El trabajador continuará con su actividad formativa y se añadirá a su contrato, tanto el trabajo efectivo, como la formación, que haya perdido durante la suspensión de contrato.

¿Puedo realizar nuevos contratos de formación durante el estado de alarma por el COVID-19?

Durante este periodo se podrán iniciar los trámites de nuevos contratos de formación o sus prórrogas, siempre que sean autorizados expresamente por el Técnico de la Delegación de Empleo.

Mientras dure el estado de alarma, no se aprobará ninguna autorización por silencio administrativo, ya que quedan suspendidos los plazos (el Real Decreto Ley 8/2020 paralizó el cómputo de los plazos oficiales).

Obviamente, las empresas que soliciten un ERTE no podrán dar de alta nuevos contratos, ya que tendrán prioridad los trabajadores afectados por el ERTE.

Así nos lo han comunicado desde el Servicio Público de Empleo Estatal.

¿Qué ocurre con los contratos de prácticas, relevo o interinidad durante un ERTE por COVID-19?

El artículo 5 del Real Decreto Ley 9/2020 aclara también qué ocurre en el caso de contratos de prácticas, relevo o interinidad, que se vean afectados por un ERTE por causas recogidas en el RD Ley 8/2020.

En estos casos, el cómputo de la duración de los contratos también se interrumpe durante todo el periodo que dure la suspensión.

Todo el tiempo que haya estado suspendido el contrato, se deberá añadir cuando se reincorporen los trabajadores.

Desde Grupo2000 os informaremos de todas las novedades que puedan producirse en los próximos días en nuestro blog y boletines.

Sabemos que esta situación es difícil para todos, pero juntos podremos superarla. ¡Mucho ánimo!

Estamos a vuestra disposición para cualquier consulta, déjanos un comentario más abajo. Los respondemos todos.

Impuestos que pagarán empresas y autónomos a pesar del estado de alarma

¿Qué ocurre con los contratos de formación durante un ERTE?

Cómo hacer un ERTE de fuerza mayor por el coronavirus

Cómo solicitar la prestación por cese de actividad por el COVID19

Se activan las medidas laborales extraordinarias frente al coronavirus

Los despidos realizados por el COVID19 serán todos improcedentes

Los despidos realizados por el COVID19 serán todos improcedentes

El Gobierno publica con urgencia nuevas medidas para afrontar la crisis, entre ellas, una que va a generar gran polémica: los despidos realizados por el COVID19 serán todos improcedentes.

Empleo ha visto necesaria su aprobación tras la avalancha de despidos provocada por el estado de alarma, que ya se cifra cercana al millón de personas.

El Real Decreto Ley 9/2020, de 27 de marzo, por el que se adoptan medidas complementarias, en el ámbito laboral, para paliar los efectos derivados del COVID19, introduce esta nueva medida:

«La fuerza mayor y las causas económicas, técnicas, organizativas y de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada previstas en los artículos 22 y 23 del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, no se podrán entender como justificativas de la extinción del contrato de trabajo ni del despido«.

Firmafy- firma online- Grupo2000

Esto implica que, durante el estado de alarma, las empresas que se vean afectadas por las causas de fuerza mayor, económicas u organizativas, derivadas del COVID19, no podrán despedir basándose en estas circunstancias.

¿Se podrán realizar despidos? ¿Qué ocurre con los despidos que se hayan realizado por el COVID19?

Según la norma, no se admitirán como circunstancias de despido aquellas cuyo origen esté relacionado con el estado de alarma directa o indirectamente.

Los despidos realizados podrían ser considerados improcedentes.

Esto implica que estos despidos tendrían una indemnización más cara, de 33 días por año trabajado.

Y por otro lado, darían lugar a una prestación ordinaria por desempleo para los trabajadores despedidos durante estos días.

No les correspondería prestación extraordinaria por desempleo por COVID19, puesto que esta prestación estaría limitada a los trabajadores afectados por un ERTE.

La Disposición final tercera indica que esta medida tendrá efectos durante todo el estado de alarma hasta que finalice.

Puntualizar que la Disposición no indica claramente que exista «retroactividad» y de aplicarse, entraría en conflicto con el artículo 9.3 de la Constitución, que prohibe la retroactividad de la norma que restrinja los derechos o la seguridad jurídica:

«La Constitución garantiza el principio de legalidad, la jerarquía normativa, la publicidad de las normas, la irretroactividad de las disposiciones sancionadoras no favorables o restrictivas de derechos individuales, la seguridad jurídica, la responsabilidad y la interdicción de la arbitrariedad de los poderes públicos»

Se echa en falta una redacción más precisa para un artículo con esta repercusión.

Esta medida pretende reconducir la situación, al penalizar estos despidos, para que se apliquen otras medidas menos destructivas con el empleo, como las suspensiones de contrato o reducciones de jornada, que contempla el RD Ley 8/2020.

Con estas medidas, el Gobierno pone a algunas empresas en una situación límite, que no pueden despedir sin un alto coste y tampoco aplicar ERTE de fuerza mayor (la opción relativamente más ágil) si su actividad o circunstancias no se adaptan lo suficiente a las recogidas en el citado RD Ley.

¿Qué opinas sobre esta medida? Déjanos tus comentarios más abajo.

Más artículos sobre el COVID-19 que te pueden interesar:

Impuestos que pagarán empresas y autónomos a pesar del estado de alarma

¿Qué ocurre con los contratos de formación durante un ERTE?

Cómo hacer un ERTE de fuerza mayor por el coronavirus

Cómo solicitar la prestación por cese de actividad por el COVID19

Se activan las medidas laborales extraordinarias frente al coronavirus

Impuestos que pagarán empresas y autónomos a pesar del COVID19

Impuestos que pagarán empresas y autónomos a pesar del COVID19

Aunque el Gobierno ha puesto en marcha medidas recientemente, hay impuestos que pagarán empresas y autónomos a pesar del COVID19 en los próximos días.

Desde ATA, los Colegios Profesionales y diferentes entidades han presionado para que se suprimieran o aplazaran diferentes obligaciones a las que tienen que hacer frente las empresas, pero por el momento, TGSS y Hacienda se mantienen firmes: siguen adelante.

El Real Decreto 463/2020 suspendía los plazos para la tramitación de los procedimientos referidos a prestaciones de Seguridad Social, que se reanudarán cuando finalice el estado de alarma.

Firmafy- firma online- Grupo2000

Esto quiere decir que únicamente se suspenden las reclamaciones de deuda, providencias de apremio o diligencias de embargo.

Obligaciones de Seguridad Social que seguirán pagando empresas y autónomos

TGSS advierte en su página web y redes sociales que hay plazos que no se ven interrumpidos por el citado Real Decreto y son obligaciones que se deben afrontar en los próximos días.

A continuación te resumimos las obligaciones y plazos que sí siguen activos:

  • Inscripción de empresas.
  • Afiliaciones.
  • Altas, bajas y variaciones de datos de empresas y trabajadores.
  • Liquidaciones de cuotas.
  • Ingresos de cotizaciones en plazo.

Estas obligaciones afectan tanto a empresas, como a empleados del hogar y autónomos, que deberán ingresar las cotizaciones en los plazos de cada régimen.

En el caso de que no se ingresen, se aplicará recargo. Eso sí, como se han interrumpido los plazos para este tipo de notificaciones, te enterarías cuando terminase el estado de alarma.

Esto es importante para todos aquellos autónomos que vayan a pedir la prestación por cese de actividad para hacer frente al coronavirus. Ya que, si se produce el impago de esta cuota, no podrían acceder a la prestación.

La Ministra ha indicado que una solución posible sería solicitar el aplazamiento de la cuota de marzo, para abonar la parte correspondiente posteriormente, cuando se le conceda la prestación.

Obligaciones con Hacienda del mes de Abril

Otro punto conflictivo serían las liquidaciones de impuestos que las empresas deben hacer frente en el mes de Abril.

El 13 de marzo entraron en vigor medidas para que se pudiesen aplazar las deudas tributarias hasta durante 6 meses, de los cuales, sólo generarían intereses de demora los 3 últimos.

Pero en ninguno de los Reales Decretos publicados posteriormente se ha considerado aplazar la fecha de presentación de los impuestos, que si nadie lo evita, las empresas tendrán que liquidar en abril.

Puedes ampliar información sobre las obligaciones que te comentamos en las páginas de Seguridad Social y Hacienda, donde especifican las obligaciones y sus plazos.

Desde Grupo2000 nos sumamos al llamamiento que están realizando los diferentes Colegios Profesionales y Asociaciones de Empresas, para que se post-ponga la presentación, ante la situación de emergencia que están viviendo las empresas y el ritmo de trabajo vertiginoso que están asumiendo como pueden los despachos profesionales.

Deseamos que se produzcan cambios más flexibles que ayuden a solventar esta situación. Por nuestra parte, seguiremos informándote desde nuestro blog de todas las novedades. ¡Mucho ánimo! Estamos contigo.

Más noticias que pueden interesarte:

Los despidos que tengan como causa el coronavirus serán improcedentes

¿Qué ocurre con los contratos de formación durante un ERTE?

Cómo hacer un ERTE de fuerza mayor por el coronavirus

Cómo solicitar la prestación por cese de actividad por el COVID19

Se activan las medidas laborales extraordinarias frente al coronavirus

Cómo solicitar la prestación por cese de actividad de autónomos por el COVID19

Cómo solicitar la prestación por cese de actividad de autónomos por el COVID19

El Real Decreto Ley 8/2020, establece una medida para ayudar a los inscritos en el RETA afectados por el coronavirus. Te contamos en qué consiste y cómo solicitar la prestación por cese de actividad de autónomos por el COVID19.

Nueva prestación por cese de actividad para autónomos afectados por el COVID-19

El artículo 17 del Real Decreto Ley introduce una nueva prestación extraordinaria por cese de actividad o paro para los afectados por la declaración del estado de alarma para la gestión de la crisis del COVID-19. Esta prestación se calculará aplicando un 70% a la base reguladora, calculada según el artículo 339 de la LGSS. En el caso que no se llegue al periodo mínimo de cotización para acceder a ella, la prestación será el resultado de aplicar un 70% a la base mínima de cotización del RETA o RE de Trabajadores del Mar. Esta prestación tendrá una duración de 1 mes, que podría ampliarse hasta él último día del mes en que finalice el estado de alarma, en el caso de que se prorrogue y se tenga una duración de más de un mes. La ayuda será incompatible con otras prestaciones de la Seguridad Social. El tiempo que dure esta prestación se entenderá como cotizado y no reducirá los periodos de prestación por cese de actividad futuros. La prestación, que será sobre los 661 euros, ya se puede solicitar y se cobrará a mes vencido.

Requisitos para acceder a la prestación por cese de actividad para autónomos por COVID-19

A continuación te indicamos cuáles son los requisitos que exige la normativa:
  • Estar afiliado y de alta en el RETA (o RE. Trabajadores del Mar), como mínimo en la fecha de declaración de estado de alarma.
  • Que tu actividad se incluya entre las suspendidas por el Gobierno tras declarar el estado de alarma. O puedas acreditar una reducción del 75% en tu facturación.
  • Estar al corriente con Seguridad Social. O liquidar, si existiese, la deuda.
Para poder acceder a esta ayuda no será necesario tener cobertura por cese de actividad o tengas carencia mínima.

Cómo solicitar la prestación de cese de actividad para autónomos por el COVID-19

La norma determina que la gestión de la prestación corresponderá a las entidades fijadas en el artículo 346 de la LGSS, es decir, las mutuas colaboradoras de la Seguridad Social. Para poder solicitar esta prestación, debes dirigirte a tu mutua. Muchas de ellas, para evitar la personación por el riesgo de contagio, ya han habilitado un formulario en su página web o correos específicos para las consultas. Para poder solicitar la prestación no tienes que dar de baja tu actividad, ya que se trata de un cese.
Ir al contenido