fbpx
¿Qué situaciones interrumpen el cómputo de un contrato de formación?

¿Qué situaciones interrumpen el cómputo de un contrato de formación?

Hoy resolvemos las dudas más habituales sobre la interrupción del contrato: ¿Qué situaciones interrumpen el cómputo de un contrato de formación?

En este artículo os contamos cuáles serían las situaciones que pueden afectar a la duración del contrato de formación y qué ocurre si se ve afectado por un ERTE.

¿Qué duración tiene un contrato de formación?

Recordamos que el contrato de formación tiene una duración mínima de 1 año (6 meses si se permite por convenio) y se puede prorrogar como máximo hasta 3 años. Puedes ver todas las características de este contrato bonificado en nuestro artículo qué es un contrato de formación.

Siempre es recomendable comprobar si el convenio limita alguna de estas duraciones, puesto que la normativa nos remite a éste.

Según el artículo 2 de la Ley 3/2012, hay determinadas situaciones del trabajador que interrumpen el cómputo de duración del contrato.

Vemos algunas de las situaciones más habituales a continuación:

contrato de formacion blog

¿Qué situaciones interrumpen la duración del contrato de formación?

Según la Ley 3/2012, se interrumpirá el cómputo cuando se dé alguna de las siguientes situaciones:

  • Incapacidad temporal.
  • Riesgo durante el embarazo.
  • Baja por maternidad o paternidad, adopción o acogimiento.
  • Riesgo durante la lactancia.
  • ERTE o Expediente de Regulación Temporal de Empleo.

Muy importante: durante cualquiera de estas situaciones se debe paralizar también la formación.

Puedes ampliar información sobre las bajas en contratos de formación en estos artículos:

¿Cómo se tramita la baja por maternidad del contrato de formación?

Cómo proceder ante la baja IT de un contrato de formación

¿Qué ocurre si se interrumpe el cómputo del contrato de formación?

Si se interrumpe su cómputo por alguna de las anteriores circunstancias, durante ese periodo, se interrumpe el contrato y ese margen temporal se deberá añadir posteriormente, al reanudarse el contrato y la formación.

Si tu trabajador/a se encuentra en alguna de ellas, debes contactar con nosotros inmediatamente para suspender la formación.

Durante el tiempo en el que se interrumpe el cómputo del contrato de formación no se facturará y tampoco se puede bonificar el importe de la formación o aplicar la bonificación por tutorización.

Una vez que se reincorpore, es imprescindible que nos informes de nuevo, para que tus trabajadores vuelvan a recibir nuevamente la formación inherente a su contrato.

Además, te asesoraremos y ayudaremos con los cambios que se puedan producir en la duración del contrato y bonificaciones.

¿Qué ocurre con la duración del contrato de formación si estoy aplicando un ERTE a mi plantilla?

Si vas a aplicar un ERTE, también se puede incluir a un trabajador con contrato de formación.

Según el artículo 5 del Real Decreto Ley 9/2020, la suspensión de los contratos formativos por ERTES de Fuerza Mayor o ETOP (artículo 22 y 23 del RD Ley 8/2020) supondrá la interrupción del cómputo y duración de estos contratos.

Es decir, ese periodo deberá añadirse también posteriormente al contrato para recuperarlo.

Te recomendamos leer nuestro artículo ¿Qué sucede con mis contratos de formación durante un ERTE? donde podrás ver las diferentes situaciones que se pueden dar con un contrato de formación incluido en ERTE.

¿Qué situaciones que NO interrumpen el cómputo del contrato de formación?

Existen otro tipo de circunstancias que no interrumpen el cómputo del contrato de formaciónno suponiendo una ampliación del contrato.

Destacar que, al no haber formación en ese periodo, no procede aplicar bonificación por esos días.

Es necesario informar al centro de formación para que se indique esa incidencia y no se facture la formación durante ese margen temporal.

Estas son algunas de las circunstancias más habituales:

  • Huelgas y paros parciales
  • Permisos retribuidos
  • Asuntos propios
  • Licencias no retribuidas
  • Sanción de empleo y sueldo.
Curso de contratos, nóminas y seguros sociales

Estos son algunos de los últimos artículos de nuestro blog:

Webinar gratuito sobre Medidas de Flexibilización laboral

Webinar gratuito sobre Medidas de Flexibilización laboral

¡Muchísimas gracias por la gran acogida que ha tenido el Webinar gratuito sobre Medidas de Flexibilización laboral! Las plazas para ver este evento en directo SE HAN AGOTADO en seguida.

Como queremos que también tengas la oportunidad de verlo, puedes suscribirte más abajo para que te enviemos la grabación.

Hemos organizado este Webinar para ayudarte y que conozcas todas las opciones que puede aplicar la empresa actualmente.

Este Webinar tendrá lugar el martes, 9 de marzo, a las 16:30 horas y será impartido por Juanjo Guijarro, Graduado Social y experto laboralista con más de 15 años de experiencia.

En esta sesión, de aproximadamente 1 hora de duración veremos, entre otros temas:

  • La modificación sustancial del contrato de trabajo.
  • El ERTE como medida flexibilizadora.
  • El contrato a tiempo parcial.
  • Las horas complementarias.
  • Y el descuelgue del convenio colectivo.

Todos estos temas se abordarán de forma práctica y actualizada a la última normativa Covid-19.

En cuanto tengamos la grabación, te la enviaremos directamente a tu email, suscríbete a continuación para recibir el vídeo:

Inscríbete aquí para recibir la Grabación del Webinar gratuito «Medidas de flexibilización laboral»

Aunque las plazas para verlo en directo se han agotado, puedes inscribirte para verlo en diferido y que te enviemos el vídeo del Webinar online gratuito sobre “Medidas de flexibilidad laboral» que tendrá lugar el el martes 9 de marzo, a las 16:30 horas (hora peninsular).


Curso de contratos, nóminas y seguros sociales

Estos son algunos de los últimos artículos de nuestro blog:

El permiso por nacimiento de convenio ya no se aplica tras esta sentencia

El permiso por nacimiento de convenio ya no se aplica tras esta sentencia

El permiso por nacimiento de convenio ya no se aplica tras esta sentencia del Tribunal Supremo, que viene a poner fin a la polémica surgida tras la aprobación del nuevo permiso de paternidad.

La sentencia STS 326/2021, del 27 de enero de 2021, de Sala de lo Social del Tribunal Supremo, viene a confirmar el derecho de la empresa a no conceder los 2 días de permiso por nacimiento de hijo que se recogen en convenio colectivo.

El conflicto fue planteado por varios sindicatos frente a una empresa que se negaba a aplicar el permiso de 3 días que marcaba su convenio adicionalmente al permiso de paternidad. La empresa entendía que dejaba de ser obligatorio tras los cambios que ha sufrido el permiso de paternidad recientemente.

Este permiso por nacimiento se creó en su momento debido a los escasos días de permiso de paternidad que le correspondían, pero actualmente ya no se produce esa desigualdad.

El Tribunal recuerda que el Real Decreto Ley 6/2019, equiparó la duración del periodo de suspensión de contrato por nacimiento hasta las 16 semanas para ambos progenitores, de forma que carece de sentido ya el permiso por nacimiento de convenio.

Igualmente, ponen de manifiesto que el RD Ley 6/2019 suprimió el permiso retribuido de dos días que antes se contemplaba en el Estatuto de los Trabajadores.

Además, afirman que de aplicarse también el permiso del convenio «se daría la paradoja de que podría llegar a tener un periodo de descanso superior al de la propia madre biológica».

La suspensión del contrato obligatoria de 6 semanas inmediatamente posteriores tras el parto es otro de los motivos por los que el permiso por nacimiento deja de ser necesario. Ambos permisos «son incompatibles» según el Tribunal Supremo.

Si lo deseas, puedes descargar la sentencia 326/2021 completa.

También te recomendamos visitar nuestro artículo sobre la nueva baja de paternidad, donde podrás ver todos los detalles y su aplicación a partir de 2021.

Curso de contratos, nóminas y seguros sociales

Más noticias de nuestro blog que también te pueden interesar:

¿Cómo hacer el registro retributivo para adaptarse al RD 902/2020?

¿Cómo hacer el registro retributivo para adaptarse al RD 902/2020?

Hace unos meses se publicó el Decreto 902/2020, que desarrolla la obligación ya existente de realizar el registro salarial, especificando más detalles y nuevos plazos. Pero, ¿Cómo realizar el registro retributivo para adaptarse a la nueva norma?

A partir de abril de 2021 todas las empresas estarán obligadas a contar con un registro retributivo. Por esto, en este artículo te explicamos todo lo que debes saber sobre el registro retributivo y qué detalles debe contener el tuyo para adaptarse al RD 902/2020 y RD Ley 6/2019.

Además, repasamos las recientes novedades sobre el registro salarial y qué plazos tiene tu empresa para adaptarse:

¿Qué es un registro retributivo?

El RD Ley 6/2019 modificó en su día el artículo 28.2 del Estatuto de los Trabajadores para incluir la nueva obligación para las empresas: el registro salarial. El nuevo RD especifica más detalles sobre cómo debe llevarse a cabo esta obligación.

El registro retributivo es un documento donde deberá recogerse toda la información salarial de la empresa, de forma detallada, que muestre de forma separada las retribuciones de hombres y mujeres de tu plantilla.

El fin de este registro es garantizar la transparencia de las retribuciones y facilitar un acceso a esta información, independientemente del tamaño de la empresa.

En el registro retributivo se deberá incluir toda la información sobre los salarios, incluyendo personal directivo y altos cargos.

curso para crear un plan de igualdad y un registro retributivo

Obligación de igual retribución por trabajo de igual valor ¿Qué se considera un trabajo de igual valor?

El artículo 4 regula la obligación de igual retribución por trabajo de igual valor, definiendo qué se considera un trabajo de igual valor: aquel que realiza las mismas funciones, con los mismos factores y condiciones laborales y exige los mismos requisitos profesionales o de formación para su realización.

Además, se deberá aplicar el principio de transparencia retributiva en los registros retributivos, así como en las auditorías retributivas y sistema de valoración de trabajo, que también incluye la norma y más adelante veremos.

¿Qué es el principio de transparencia retributiva?

El artículo 3 de la norma establece que los convenios colectivos a partir de ahora tendrán que integrar y aplicar el principio de transparencia retributiva, de forma que permita obtener información sobre los aspectos que componen la retribución de los trabajadores.

El fin de este principio será identificar las discriminaciones directas o indirectas respecto a las valoraciones de puestos de trabajo cuando, desempeñando un trabajo de igual valor, se reciba un salario inferior sin que pueda justificarse.

¿Qué empresas están obligadas a realizar un registro retributivo? ¿Y en qué plazo?

Según el artículo 5, todas las empresas tendrán que realizar un registro retributivo de toda su plantilla, incluyendo personal directivo y altos cargos.

La obligación de realizar un registro retributivo ya existía desde 2019. Si bien, tras el desarrollo normativo de 2020, se estableció un plazo de adaptación de 6 meses para adaptarse a las nuevas obligaciones.

Esto implica que, a partir del 13 de abril de 2021 todas las empresas deberán contar con un registro retributivo adaptado al RD 902/2020.

¿Cómo se debe realizar el registro retributivo? ¿Qué datos tengo que incluir?

El registro retributivo deberá incluir los siguientes datos desagregados por sexo:

  • Salario total anual y brecha de género de este concepto.
  • Salario base anual y brecha de género de este concepto.
  • Complementos salariales anuales y brecha de género de este concepto.
  • Percepciones extrasalariales y brecha de género de este concepto.
  • Percepciones anuales por horas extraordinarias y por horas complementarias y brecha de género de este concepto.

Cada uno de ellos deberá desglosarse por categoría profesional, grupo profesional y puesto de trabajo.

Además, deberá establecerse la media aritmética y la mediana de lo realmente percibido por cada grupo profesional, categoría, puesto, etc (es decir, por los puestos de trabajo de igual valor).

Importante: toda la información deberá desglosarse por sexo y según la naturaleza de la retribución, incluyendo salario base, todos los complementos y percepciones extrasalariales, de forma diferenciada.

El periodo de referencia será de 1 año natural, a no ser que existan cambios sustanciales de alguno de los conceptos.

Por el momento no existe un formato del registro retributivo oficial. Algunas comunidades autónomas, como la de Cataluña y Andalucía han publicado un modelo de registro. No obstante, estamos a la espera de que el Ministerio de Trabajo o de Igualdad publique algún modelo en su web.

Se deberá consultar al representante legal de los trabajadores 10 días antes de elaborar el registro y antes de modificarlo.

En el caso de que se aprecie alguna anomalía o mala práctica en igualdad retributiva, la empresa deberá incluir en el documento qué medidas va a aplicar para rectificar esas circunstancias.

Cuando la empresa tenga más de 50 trabajadores y exista una diferencia de un 25% o más entre los salarios de hombres y mujeres, debe incluirse en el registro salarial una justificación de que esa diferencia no está relacionada con el sexo de la plantilla.

La norma prevé un desarrollo en el que se especifique el procedimiento de valoración de los puestos de trabajo.

¿Qué trabajadores tendrán acceso al registro retributivo?

Los trabajadores podrán acceder al registro retributivo a través de de los representantes legales de los trabajadores, teniendo derecho a conocer su contenido.

En el caso de que no exista representación legal, la información que se facilitará se limitará a las diferencias porcentuales que existiesen en las retribuciones entre hombres y mujeres. Que se deberán desglosar según la naturaleza de la retribución y clasificación.

¿Cómo debe hacerse el registro retributivo si se exige auditoría retributiva?

Las empresas obligadas a realizar un plan de igualdad tendrán que incluir en él una auditoría retributiva para comprobar si se cumple el principio de igualdad entre hombres y mujeres en materia salarial.

En el caso de que la empresa deba realizar esta auditoría retributiva, el registro retributivo tendrá que reflejar también las medias aritméticas y medianas de las agrupaciones de los trabajos de igual valor en la empresa, aunque pertenezcan a diferentes clasificaciones profesionales, desglosados por sexo.

Así mismo, se añadirá una justificación cuando haya una diferencia entre la media aritmética o la mediana de las retribuciones totales en la empresa de los trabajadores de un 25% o más respecto a hombres y mujeres.

En nuestro artículo sobre cómo se realiza un plan de igualdad podrás encontrar más información sobre el plan de igualdad, la auditoría retributiva y las empresas obligadas.

¿Qué sanciones pueden aplicarme si no dispongo del registro retributivo?

El artículo 10 del RD 902/2020 establece que la ausencia del registro retributivo podrá dar inicio a acciones administrativas y judiciales y/o a la aplicación de las sanciones por discriminación.

Las empresas que falseen o no realicen el registro retributivo podrían ser sancionadas según el régimen de infracciones y sanciones de la LISOS, en función de la gravedad de los hechos. Para las infracciones más graves podrán imponerse sanciones de entre 6.251 y 187.515 euros.

Seguiremos muy atentos a los futuros desarrollos de toda esta normativa para ofrecerte toda la información en nuestro blog. ¿Ya has elaborado tu registro retributivo? Nos encantará conocer tu opinión, déjanos un comentario más abajo. ¡Gracias!

contrato de formacion blog

Más novedades que también te pueden interesar:

¿Cómo es la cotización de las prácticas no laborales en 2021?

¿Cómo es la cotización de las prácticas no laborales en 2021?

El Real Decreto Ley 28/2018 introdujo la obligación de cotizar para todas aquellas empresas que acogen alumnos para realizar prácticas relacionadas con sus estudios. Pero, ¿qué ha sido de todo aquello? ¿cómo es la cotización de las prácticas no laborales en 2021?

Antes que nada, es necesario hacer una aclaración entre los tipos de prácticas que puede realizar un trabajador/a en una empresa:

 

¿Qué es un Contrato de prácticas?

El contrato de prácticas es una modalidad regulada en el artículo 11,1 del Estatuto de los Trabajadores y sí existe relación laboral.

Para poder realizar un contrato de este tipo, el trabajador debe estar en posesión de un título universitario, de FP, de Certificado de Profesionalidad o equivalente, es decir, disponer de estudios ya finalizados.

El requisito es que no hayan transcurrido más de 5 años desde la finalización, ó 7 años si tiene una discapacidad reconocida igual o superior al 33%.

Se deberá realizar contrato laboral, por una duración mínima de 6 meses y máxima de 2 años. Además, de alta al trabajador en Seguridad Social.

Recordamos que el 1 de enero de 2019 se derogó la bonificación en los seguros sociales que tenía este contrato, por lo que tendrían que cotizar el 100% de los seguros sociales.

El salario será el establecido en convenio colectivo, sin que en ningún caso pueda ser inferior al 60% durante el primer año de prácticas, 75% durante el segundo.

 

¿Qué es un Convenio de prácticas?

Este tipo de convenio se formaliza con una entidad formativa o educativa y no implica relación laboral con la empresa.

Estas prácticas se pueden llevar a cabo en empresas o instituciones incluidas en programas formativos, prácticas académicas como las que realizan los alumnos de FP, Certificado de Profesionalidad, Estudios Universitarios, como parte de plan de estudios.

En este caso los alumnos, no tendrían los estudios finalizados y normalmente se exige que estén matriculados durante ese periodo en la entidad formativa.

Los alumnos podrán tener o no remuneración por el tiempo que las realicen, dependiendo de las condiciones de cada convenio.

Según la Disposición Adicional Quinta del RD Ley 28/2018, estos trabajadores deberán cotizar en la Seguridad Social.

Más abajo te explicamos en qué ha quedado está obligación y que tipos de prácticas tendrían que cotizar en 2021.

 

Este es el mejor Contrato Bonificado para contratar en 2021

 

 

¿Qué prácticas están obligadas a cotizar en Seguridad Social en 2021?

En la Disposición Adicional Quinta del Real Decreto Ley 28/2018 se introdujo la obligación de cotizar en Seguridad Social por los alumnos que realicen prácticas no laborales, independientemente de si son o no remuneradas, para aquellas empresas o entidades que los acojan.

Según la norma, el cumplimiento de esta obligación podrá corresponder a la empresa, o al centro educativo, en el caso de que así se establezca en el convenio o acuerdo de prácticas.

Estas prácticas podrán ser parte de programas de formación y prácticas académicas externas. Y comprenderían las realizadas por alumnos universitarios de Grado, Máster, y FP.

A pesar de que la Disposición Adicional Quinta preveía un desarrollo normativo para la Disposición en 3 meses, todavía no ha habido avances en este tema.

Por tanto, a día de hoy sólo existiría obligación de cotizar por los alumnos en prácticas no laborales que sean remuneradas (según lo dispuesto en el Real Decreto 1543/2011).

En el caso de los trabajadores con prácticas no remuneradas, todavía no sería obligatorio.

El Gobierno anunció en 2020 que su intención es crear un Estatuto para estos alumnos en prácticas, con el fin de limitar su uso, pero este proyecto se paralizó con la situación actual, se espera que se retome en los próximos meses. 

 

¿Cómo es la cotización de las prácticas no laborales en 2021?

 Los alumnos en prácticas quedarían encuadrados en el Régimen General, como trabajadores por cuenta ajena. Aunque no cotizarían por las contingencias de desempleo, Fondo de Garantía Salarial o formación profesional.

En cuanto a las cuantías a cotizar por los alumnos de prácticas, serían las mismas que para un contrato de formación, aunque en las prácticas no laborales no cotizarán por las contingencias de desempleo, fondo de garantía salarial, ni por formación profesional.

La cotización de las prácticas no laborales serían de 56,90 euros, que se corresponderían con la suma de las siguientes contingencias:

  • Por Contingencias Comunes: 51,05 €.
  • Por Accidentes de Trabajo y enfermedades profesionales: 5,85 €. 

 

¿A partir de qué fecha comenzarán a cotizar las prácticas no laborales?

Tras el revuelo que causó este cambio en el entorno universitario, y educativo en general, se decidió retrasar la aplicación de esta medida para 2020, pero a día de hoy, todavía no se ha aprobado el desarrollo normativo necesario. 

Eso sí, como ya te adelantábamos en nuestro blog, el Gobierno va a trabajar en un Estatuto de las Prácticas, que además de este tipo de detalles, regulará otros aspectos de las prácticas no laborales para proteger a los alumnos de abusos.

Seguiremos muy atentos la evolución del desarrollo de esta normativa y os informaremos de todo en nuestro blog.

 

Fuente: BOE y TGSS.

Ir al contenido