fbpx
Así es la nueva ley de teletrabajo o trabajo a distancia

Así es la nueva ley de teletrabajo o trabajo a distancia

Por fin tenemos el texto definitivo de la nueva norma que regula el trabajo a distancia. Se ha publicado en el BOE el Real Decreto Ley 28/2020, que te resumimos para conozcas todos los detalles. Así es la nueva Ley del teletrabajo o trabajo a distancia.

En este artículo encontrarás información sobre las nuevas obligaciones, la repercusión de la nueva norma para las empresas teletrabajando por Covid-19 e incluso cómo conseguir un modelo de acuerdo para elaborar el de tu empresa.

Firmafy, firma electrónica para las empresas

Así es la nueva ley del teletrabajo o trabajo a distancia

Antes del Covid-19, menos del 5% de trabajadores a nivel nacional teletrabajaban. Esta cifra se ha multiplicado en estos meses, superando el 30%.

Este hecho obligó a abordar de forma urgente la reforma del artículo 13 del Estatuto de los Trabajadores, que ya se había quedado obsoleto e insuficiente.

Ahora la nueva norma lo modifica indicando que todos los trabajadores a distancia prestarán sus servicios de acuerdo al Real Decreto Ley 28/2020.

La norma pretende equilibrar las ventajas del teletrabajo entre empresa y trabajador, regulando los siguientes aspectos:

Definifición del concepto de teletrabajo y trabajo a distancia

El artículo 2 entra a diferenciar lo que se considerará trabajo a distancia y teletrabajo respecto del trabajo a distancia ocasional y presencial, de cara a la aplicación de la norma:

El trabajo a distancia será el que se presta en el domicilio del trabajador o lugar escogido durante su jornada o parte de ella, con carácter regular.

El teletrabajo se llevará a cabo mediante el uso de sistemas informáticos o telemáticos.

Para que sea considerado trabajo a distancia deberá realizarse al menos un 30% de la jornada en esta modalidad, dentro del periodo de referencia de 3 meses o el porcentaje equivalente, en función de la duración del contrato (artículo 1).

Igualdad de trato y no discriminación del trabajador a distancia

Las personas que trabajen a distancia deberán tener los mismos derechos, condiciones laborales, retribución, promoción, conciliación, que el personal que acude al centro de trabajo, excepto si son inherentes a la actividad presencial.

No se podrán modificar las condiciones pactadas, especialmente en lo relativo a la jornada y salario. En los complementos salariales se tendrán en cuenta los factores del trabajo a distancia para que estas personas no se vean penalizadas.

Se tendrán que aplicar medidas para evitar el acoso sexual o por otras causas discriminatorias y acoso laboral.

Limitaciones para aplicar el teletrabajo o trabajo a distancia

Los trabajadores menores de 18 años, con contrato de prácticas y contrato de formación, que antes estaban excluidos del trabajo a distancia, ahora podrán teletrabajar si al menos el 50% de la jornada es presencial.

El acuerdo para el teletrabajo o trabajo a distancia es obligatorio

El trabajo a distancia deberá ser siempre voluntario tanto para empresa, como para trabajador, no se podrá obligar a pasar a esta modalidad si alguno no lo desea.

Una vez llegado a un entendimiento entre ambos para teletrabajar, es imprescindible que haya un acuerdo previo firmado entre ambos.

Este acuerdo deberá realizarse por escrito, bien sea en el contrato inicial o en un documento posterior, antes de que se inicie el trabajo a distancia.

Deberá recoger los cambios en las condiciones de prestación de servicios a distancia, tras acuerdo entre empresa y trabajador.

Igualmente, la empresa tendrá que entregar una copia de todos los acuerdos de trabajo a distancia al representante legal de los trabajadores antes de 10 días, quien firmará para dejar constancia de la entrega.

Posteriormente, será obligatorio remitir una copia básica del acuerdo firmado a la oficina de empleo.

Este acuerdo también será obligatorio para los trabajadores que ya estuviesen teletrabajando antes, deberá formalizarse antes de 3 meses, tras la entrada en vigor de la ley. Más abajo vemos los diferentes plazos en estos casos.

La norma no entra en vigor inmediatamente, lo hará 20 días después de su publicación en el BOE, a partir del 13 de octubre de 2020.

La empresa abonará los gastos que suponga teletrabajar

Los teletrabajadores tendrán derecho a que se les faciliten medios para trabajar a distancia, así como atención ante las dificultades técnicas.

Según el artículo 12, la empresa deberá sufragar o compensar los gastos que implique teletrabajar.

Trabajar a distancia no podrá suponer que el trabajador asuma los costes para las herramientas que precisará para la actividad laboral. En convenio colectivo se podrán establecer los mecanismos para compensar estos gastos.

Las empresas que también tengan a su plantilla teletrabajando de forma excepcional por motivos relacionados con el Covid-19 también estarán obligadas a facilitar las herramientas y consumibles necesarios para que los trabajadores desarrollen su actividad. Más abajo podrás ver más detalles sobre la forma de actuar si es el caso de tu empresa.

Contenido mínimo obligatorio del acuerdo de trabajo a distancia o acuerdo de teletrabajo:

Los artículos 6, 7 y 8 establecen el contenido y obligaciones relativas al acuerdo de trabajo a distancia o teletrabajo.

El contenido obligatorio para el acuerdo de teletrabajo será el siguiente (artículo 7):

  • Inventario del equipamiento necesario para teletrabajar.
  • Enumeración de los gastos y cuantificación de la compensación de los gastos del trabajador a distancia y momento en que se debe abonar. Esto se corresponderá con lo indicado en convenio, en su caso.
  • Horario de trabajo y reglas de disponibilidad.
  • Distribución entre el trabajo presencial y a distancia.
  • Centro de trabajo al que pertenece.
  • Lugar desde donde teletrabajará.
  • Plazos de preaviso para el ejercicio de situaciones de reversibilidad.
  • Procedimiento en caso de haber dificultades técnicas que impidan el trabajo.
  • Medios de control empresarial de la actividad, si existen.
  • Duración del acuerdo.
  • Instrucciones dictadas por la empresa, previa consulta de los representantes, para la protección de datos y seguridad de la información especificas para el trabajo a distancia.

Para facilitarte este trabajo, hemos elaborado un modelo de acuerdo de teletrabajo o trabajo a distancia. Visita nuestro artículo sobre el acuerdo de teletrabajo y consíguelo gratuitamente.

Si necesitas firmar online este acuerdo con tus trabajadores, para evitar la firma presencial, te recomendamos utilizar Firmafy.

Es un sistema de firma electrónica sencillo con validez jurídica. Tiene una versión gratuita y las versiones de pago permiten incluso el envío masivo para la firma a todos los trabajadores en una sola gestión.

¿Qué ocurre con las empresas que estén teletrabajando por causa de fuerza mayor relacionadas con el Covid-19?

Las empresas que hayan aplicado el teletrabajo excepcionalmente según las condiciones del artículo 5, del RD Ley 8/2020, estarán exentas de la obligación de firmar el acuerdo de teletrabajo.

Así mismo, se entenderá cumplida la obligación de realizar la evaluación de riesgos laborales, a través de una autoevaluación voluntaria de los trabajadores.

No obstante, como ya te indicábamos, tu empresa sí que estaría obligada a facilitar a los trabajadores el material necesario para realizar el trabajo a distancia.

Se podría establecer la forma de compensación en negociación colectiva, si no se hubiesen compensado ya estos gastos.

¿Qué sucede con los trabajadores que ya teletrabajaban antes de la norma?

Los trabajadores que ya estuviesen teletrabajando antes de la norma también tienen que firmar un acuerdo con su empresa sobre las condiciones del teletrabajo.

Se les aplicará esta norma igualmente, pero esto no implicará ninguna compensación, absorción o desaparición de derechos o condiciones más beneficiosas que estuviesen disfrutando.

Si esta modalidad se regulase en convenio colectivo, la nueva norma será de aplicación cuando venza el convenio. En el caso de que no se haya previsto una fecha de finalización para el convenio, se aplicará pasado el año, a no ser que se pacte una prórroga para la aplicación del nuevo texto, que no podrá superar los 3 años.

Si el acuerdo se formalizó entre empresa y trabajador de forma individual, tendrá que suscribirse el acuerdo conforme al RD Ley 28/2020 antes de 3 meses, igualmente será de aplicación ya la norma para las posteriores modificaciones.

Trabajadores con acceso prioritario al teletrabajo o trabajo a distancia

Habrá trabajadores que tendrán prioridad para el acceso al teletrabajo, como las personas que tengan necesidades de conciliar su vida profesional y laboral (artículo 34,8 ET), para ejercer el derecho a lactancia natural, víctimas de violencia de género y de terrorismo, siempre que sea compatible con el puesto y funciones desarrolladas por esa persona.

Estas personas tendrán derecho a revertir esta modalidad y volver a su puesto cuando acaben esas circunstancias.

Modificaciones en el trabajo a distancia y porcentaje de presencialidad

El trabajador a distancia podrá pasar a realizar trabajo presencial o modificar el porcentaje que realiza presencial de forma voluntaria. La decisión de teletrabajar será voluntaria y reversible para empresa y trabajador y se deberá comunicar la solicitud en un plazo previo establecido en el acuerdo para dicho aviso.

No obstante, la norma da prioridad al trabajador a distancia para ocupar vacantes que surjan en modalidad presencial.

La no adaptación al teletrabajo, la negativa a cambiar su modalidad a distancia o la solicitud de revertir el teletrabajo no serán causas de despido.

El punto más conflictivo en la negociación es sobre el porcentaje mínimo de teletrabajo para ser considerado trabajo a distancia que finalmente es de un 30% sobre el total de la jornada durante un periodo de 3 meses.

Es decir, si el trabajador realiza al menos cerca de 2 días de teletrabajo a la semana, la empresa ya estaría obligada a firmar un acuerdo de teletrabajo.

Derechos de los trabajadores a distancia

El RD Ley incluye una serie de derechos que deberán garantizarse en los trabajadores a distancia o modalidad de teletrabajo:

  • Derecho a la formación: se garantizará el acceso en igualdad de condiciones y la formación necesaria para teletrabajar. No podrán sufrir perjuicio en ninguna de sus condiciones laborales.
  • Derecho a la promoción profesional: se les deberá informar por escrito de las oportunidades que existan, aunque sean presenciales.
  • Derecho a recibir los medios suficientes: se les entregarán los equipos necesarios según el inventario del Acuerdo para teletrabajar.
  • Derecho a la compensación de gastos: la empresa deberá compensar los gastos directos relacionados con los equipos y medios vinculados a su actividad laboral. Se podrán incluir complementos específicos en el convenio colectivo.
  • Derecho a un horario flexible: el trabajador podrá alterar el horario de trabajo, respetando la normativa de trabajo y descanso, conforme a los límites que se hayan establecido en el Acuerdo de teletrabajo firmado con la empresa. Es decir, sólo se permitirá el horario flexible si se pacta con la empresa, no por defecto.
  • Derecho al registro horario: el sistema de registro horario deberá incluir el inicio, fin de la jornada, tramos de actividad, tiempo de activación de equipos, tiempo de preparación para las tareas y entrega. Sin perjuicio de la flexibilidad horaria. La nueva redacción faculta a la empresa para adoptar las medidas que estime oportunas para la vigilancia y control para verificar que el trabajador cumple sus obligaciones, siempre que sean medios que respeten su dignidad.
  • Derecho a la prevención de riesgos laborales: la evaluación deberá tener en cuenta las características del puesto, incluyendo tiempo de disponibilidad, descansos, desconexiones. La empresa deberá informarse sobre los riesgos para poder prevenirlos. Si se produce una visita al lugar preventiva, deberá ser autorizada por el trabajador y se emitirá informe por escrito.
  • Derecho a la intimidad y protección de datos: el uso de medios telemáticos deberá respetar los derechos del trabajador. La empresa no podrá exigir instalar programas en dispositivos propiedad del trabajador, ni exigir el uso de estos ordenadores para teletrabajar. En negociación colectiva se podrán desarrollar estos aspectos.
  • Derecho a la desconexión digital: los trabajadores tendrán derecho a la desconexión fuera de su horario de trabajo. La empresa deberá garantizar el derecho a la desconexión, limitando el uso de medios de comunicación empresarial en horario de descanso y respetando la duración máxima de su jornada. Se podrá desarrollar en convenio colectivo.
  • Derechos colectivos: deberá garantizarse el acceso a la comunicación con los representantes de los trabajadores y actividades organizadas por estos. Así como los derechos de naturaleza colectiva. La empresa deberá facilitar los medios necesarios. La Ley del Teletrabajo mantiene un periodo transitorio de 3 años para aplicar la norma a las relaciones laborales que ya estuviesen reguladas por acuerdo o convenio colectivo que no prevean un periodo de vigencia.

Nuevas sanciones e infracciones relacionadas con el teletrabajo

No formalizar por escrito el contrato de trabajo o no formalizar el acuerdo de trabajo a distancia en los términos de la norma será considerado será considerado a partir de ahora una infracción grave, con multas entre 626 y 6.250 euros, en función de su gravedad.

¿También has teletrabajado en estas semanas? ¿Qué te parece esta reforma normativa? Nos encantará leer tus comentarios. Escríbenos más abajo.

contrato para la formación y el aprendizaje

Fuente: Real Decreto Ley 28/2020

Estas son algunas de las últimas noticias de nuestro blog:

Modelo de acuerdo de teletrabajo obligatorio según la Ley de Teletrabajo

Modelo de acuerdo de teletrabajo obligatorio según la Ley de Teletrabajo

Por fin se ha aprobado en el BOE el Real Decreto Ley 28/2020, de trabajo a distancia. Un aspecto destacable es la firma de un acuerdo entre empresa y trabajador, por ello en este artículo te contamos cuáles son las claves para elaborar el modelo de acuerdo de teletrabajo obligatorio según la Ley de Teletrabajo.

Más abajo encontrarás un ejemplo de acuerdo para el trabajo a distancia que puedes descargar, que hemos elaborado para ayudarte a cumplir con este trámite.

La firma de un acuerdo para teletrabajo es imprescindible

Según el artículo 5 de la nueva norma para el teletrabajo o trabajo a distancia, todos aquellos trabajadores que vayan a trabajar en modalidad de teletrabajo tendrán que firmar un acuerdo con la empresa.

Este acuerdo deberá realizarse por escrito y podrá incorporarse al contrato inicial o realizarse posteriormente, pero tendrá que existir siempre antes de que el trabajador comience a teletrabajar. Si tu empresa está teletrabajando excepcionalmente por el Covid-19, puedes ver las condiciones de estos casos en nuestro artículo sobre la Ley del Teletrabajo.

Si se producen cambios en las condiciones al pasar a esta modalidad también quedarán reflejados en el acuerdo.

No formalizar este acuerdo según los términos de la norma será considerado una infracción grave con multas de hasta 6.250 euros.

La entrada en vigor del RD Ley será 20 días tras su publicación en el BOE (a contar desde el 23 de septiembre), por lo que es importante ir trabajando ya en la elaboración del acuerdo para tu empresa, que deberá incluir el siguiente contenido, según la nueva Ley del Teletrabajo:

Firmafy, firma electrónica para las empresas

¿Qué contenido debe incluir el acuerdo de teletrabajo según la norma?

El contenido mínimo que deberá incluir el acuerdo para el teletrabajo o trabajo a distancia, que se detalla en el artículo 7, será el siguiente:

  1. Inventario: donde se incluirán todos los medios y herramientas que se facilitan para ese puesto, incluyendo consumibles, muebles y su vida útil o periodo máximo de renovación.
  2. Enumeración de los gastos que podría tener el trabajador al trabajar a distancia y el mecanismo de compensación de los gastos directos que pudieran derivarse que deberá abonar la empresa en el momento en que comience a trabajar. Podrá ser mediante un complemento específico que se fije mediante convenio colectivo, si existiera.
  3. Horario de trabajo que va a tener ese trabajador y si existiesen, las reglas de disponibilidad.
  4. Distribución del horario entre el trabajo que se haga presencialmente y a distancia.
  5. Ubicación del lugar de trabajo habitual y centro de trabajo presencial al que queda adscrito.
  6. Medios de control empresarial del trabajo, en el caso de que existan.
  7. Procedimientos a seguir en caso de que se produzcan dificultades técnicas que impidan trabajar a distancia.
  8. Instrucciones en materia de protección de datos para el trabajo a distancia, desarrolladas en participación con los representatnes de los trabajadores.
  9. Instrucciones sobre la seguridad de la información aplicables en el teletrabajo.
  10. Duración del acuerdo o plazos de aplicación.

En el contenido de la copia facilitada a la representación legal se exceptuarán los datos que pudieran afectar a la intimidad personal del trabajador y propia imagen.

Otros aspectos que son recomendables incluir en el acuerdo son las condiciones para la reversibilidad del teletrabajo o si existe un periodo de prueba.

Con el fin de facilitar tu trabajo, hemos creado un modelo de acuerdo de teletrabajo o trabajo a distancia adaptado al Real Decreto Ley 28/2020 para que te sirva de inspiración para elaborar el de tu empresa.

Si deseas que te lo enviemos, simplemente tienes que rellenar el siguiente formulario y te llegara de forma inmediata al correo que nos indiques:

Para firmar el acuerdo con tus trabajadores, puedes hacerlo de forma sencilla con Firmafy. Esta aplicación te permitirá enviárselo para que lo firmen electrónicamente desde su móvil, con plena validez jurídica. Además, cuenta con una herramienta de envío masivo para firmar online, que te permitirá resolver este trámite con toda la plantilla en una sola gestión. Dispone de una versión gratuita durante 6 meses.

Plazos y trámites obligatorios a realizar con el acuerdo de trabajo a distancia

El acuerdo se tendrá que firmar antes de comenzar a teletrabajar. Y si ese trabajador ya estuviese trabajando a distancia, se deberá firmar un nuevo acuerdo actualizado antes de 3 meses, desde la entrada en vigor de la norma.

En el nuevo texto se establecen una serie de obligaciones respecto al acuerdo de trabajo a distancia, que debes cumplir una vez firmado con el trabajador:

  • Se tiene que remitir una copia del acuerdo a los representantes de los trabajadores antes de 10 días.
  • Debes conservar un justificante de entrega del acuerdo a los representantes.
  • Tendrás que remitir al SEPE una copia de ese justificante, junto a una copia del acuerdo.

¿Qué ocurre si tu plantilla ya estaba teletrabajando antes de la norma?

Si ya hay trabajadores en tu plantilla teletrabajando con anterioridad, también le será de aplicación este Real Decreto Ley. No obstante, según la Disposición Transitoria Primera, se les aplicará a partir de que el convenio sobre la prestación de servicios a distancia, bajo el que se hayan regulado, pierda su vigencia.

Si no existiese un plazo de duración en los convenios, se deberá aplicar la nueva norma íntegramente a partir del 23 de septiembre de 2021, excepto si se acuerda entre las partes negociadoras un plazo superior para la aplicación, que será como máximo de 3 años.

La norma indica que en ningún caso la aplicación del nuevo texto podrá implicar la pérdida o compensación de derechos o condiciones beneficiosas que estuviesen disfrutando esas personas antes.

Será obligatorio realizar el acuerdo de trabajo a distancia en el plazo de 3 meses desde que resulte de aplicación el RD Ley. También tendrán 3 meses todas las empresas que tengan que adaptar acuerdos de carácter individual activos, no derivados de convenios colectivos.

¿Ya has elaborado el acuerdo para tu empresa? ¿Tienes alguna duda? Nos encantará leer tus comentarios. En la parte inferior izquierda podrás escribirnos. ¡Gracias!

Grupo2000. Formación, empleo e innovación.

Más artículos que te pueden interesar:

El autónomo puede cambiar su base de cotización 4 veces al año

El autónomo puede cambiar su base de cotización 4 veces al año

Tras la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, Seguridad Social incluyó una aclaración en su página web sobre una novedad aplicable desde enero de 2018: el autónomo puede cambiar su base de cotización 4 veces al año.

Es muy interesante para el colectivo, puesto que pasa de tener dos oportunidades para cambiar su base de cotización, a poder realizarlo hasta en 4 ocasiones por año natural.

El fin de esta medida, que creó la Ley de Autónomos, es que los autónomos tengan más facilidades para adaptar sus cotizaciones a la facturación de su negocio.

Y así mismo, para todos aquellos que precisan incrementar su base de cotización para acceder a mayores prestaciones en caso de jubilación o desempleo.

¿Cuáles son los plazos para solicitar el cambio de base de cotización?

En la web de Seguridad Social están publicados los plazos para que los autónomos soliciten el cambio de base de cotización.

Tienen dos ocasiones más tras el cambio de normativa, a continuación te indicamos todas las fechas:

  • Del 1 de enero hasta el 31 de marzo. Con efectos a partir del 1 de abril.
  • Del 1 de abril hasta el 30 de junio. Con efectos a partir del 1 de julio.
  • Del 1 de julio hasta el 30 de septiembre. Con efectos a partir del 1 de octubre.
  • Del 1 de octubre hasta el 31 de diciembre. Con efectos a partir del 1 de enero del año siguiente.

¿Qué base de cotización debo elegir?

Podrás elegir entre las bases de cotización comprendidas entre la que viniese cotizando y el límite que te sean de aplicación.

Al realizar el cambio puedes indicar en la web de TGSS que se aplique la revalorización anual automática, desde el 1 de enero del año próximo, o la opción de especificar manualmente la base que quieres que se aplique.

Las bases de cotización se fijan cada año por el Gobierno, estableciendo una base máxima y mínima.

La base de cotización mínima para autónomos durante 2020 es de 944,40 euros mensuales. Y la base de cotización máxima, de 4.070,10 euros. Normalmente, la mayoría de autónomos cotiza por la base mínima.

La cuota que te toque pagar mensualmente se calculará aplicando el 30% sobre la base escogida, excepto si eres autónomo de tarifa plana, que es una cuantía fija de 60 euros al mes durante un periodo establecido.

Si tienes más de 47 años, existe una restricción en los topes de cotización posibles, que oscilarían entre los 1.018,50 euros de la base de cotización mínima y 2.077,80 euros, de la máxima. 

Recordamos que la base de cotización escogida es importante, ya que de ello dependerá la calidad de las prestaciones sociales que recibas, por ejemplo en la prestación por desempleo o por jubilación.

Una novedad interesante en materia de cotización: A raíz de un cambio de criterio de TGSS, los autónomos societarios también podrán beneficiarse de la tarifa plana. Y reclamar que se les apliquen si se dieron de alta en los últimos 4 años. 

Cómo solicitar el cambio de base para los autónomos

Seguridad Social actualizó su web para que se realice esta solicitud a través de su página.

Estos son los pasos para cambiar tu base de cotización:

  1. Accede a la sede electrónica a través de la página de Seguridad Social. 
  2. Para poder hacer esta gestión telemática es necesario disponer de un certificado digital, clave PIN, SMS o usuario y contraseña.
  3. Cuando entres, lo primero que verás será tu base de cotización actual. Encontrarás un apartado donde incluir la base de forma manual o elegir la revalorización automática.
  4. Incluye los datos de tu cambio de base y pulsa continuar. A continuación te mostrará un PDF que puedes imprimir como justificante.

Si la opción que utilizas para acceder es usuario-contraseña, Seguridad Social te enviará un SMS con un código al número de teléfono que hayas indicado en el registro. Sin este código no podrás acceder, te recomendamos tener a mano el teléfono para hacer esta gestión.

Recordamos que la Ley del Autónomo, aunque añadía más ocasiones para realizar el cambio de bases, establecía que «en ningún caso la base de cotización elegida podrá ser superior al límite máximo que pudiera afectar al trabajador».

Podrás enviar tantas solicitudes como desees, aunque solamente se tendrá en consideración la última petición que hayas tramitado dentro de cada plazo.

Qué permite realizar el servicio de cambio de base

En Seguridad Social indican las opciones que posibilita este servicio, entre ellas destacan las siguientes:

  1. Se podrá solicitar que la base de cotización se incremente automáticamente en el mismo porcentaje en que lo hagan las bases máximas.
  2. Modificar la base de cotización en el Régimen Especial indicado.
  3. Obtener un justificante de la solicitud realizada.

¿Qué te parece esta posibilidad de cambiar de base? ¿Crees que es una medida positiva para los autónomos? Nos encantará leer tus comentarios, déjanos uno en la opción «comentarios» que encontrarás en la parte inferior izquierda. ¡Gracias!

contrato para la formación y el aprendizaje

Estos son algunos artículos de nuestro blog, que también te pueden interesar:

¿Puede el autónomo contratar a su cónyuge?

¿Cuál es la mejor modalidad para contratar a mi hijo siendo autónomo?

Sanciones de 3000 euros por no hacer el alta previa de los autónomos.

Fuente: TGSS

El autónomo societario puede acceder a la tarifa plana según el Supremo

El autónomo societario puede acceder a la tarifa plana según el Supremo

El autónomo societario puede acceder a la tarifa plana según el Supremo. En una reciente sentencia da la razón a los autónomos, sobre un derecho que llevan luchando desde hace tiempo.

Te contamos todo sobre esta importante sentencia que abre la puerta a que más autónomos puedan acceder a la tarifa plana en sus cotizaciones.

La sentencia del Tribunal Supremo permite que puedan acceder a la tarifa plana los autónomos societarios

La tarifa plana, que mejoró la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo, consiste en una cuota reducida durante 12 meses para los autónomos que emprenden su actividad o la reanudan.

Los autónomos sólo pagarían 60 euros mensuales durante ese período. Se complementaría con una reducción del 50% entre durante 6 meses adicionales.

Esta ayuda, en el caso de autónomos menores de 30 años, se prorrogaría otros 12 meses más, dando lugar a una bonificación adicional del 30% de la cuota entre los meses 25 y 36.

Los autónomos con discapacidad reconocida, víctimas de violencia de género o terrorista tendrían hasta 48 meses de reducción.

Han hecho falta tres sentencias del Tribunal Supremo para conseguir este derecho del que se veían privados los autónomos societarios

Por el simple hecho de ser autónomos societarios, es decir estar dirigiendo una empresa, se les negaba el acceso a la cuota reducida de tarifa plana al darse de alta, debiendo pagar mensualmente alrededor de los 290 euros

Las sentencias 1669/19, de 3 de diciembre de 2019, 286/2020 de 27 de febrero de 2020 y recientemente, la sentencia 315/2020, de 4 de marzo de 2020, han obligado a que TGSS rectifique.

En las sentencias, el Tribunal Supremo establecía que no podía impedirse la aplicación de los beneficios de cotización previstos en el Estatuto del Trabajador Autónomo a los autónomos que ostenten la condición de socios de sociedades mercantiles capitalistas, contradiciendo el criterio de TGSS.

Por ello, el Subdirector General de Seguridad Social ha emitido un cambio de criterio en la aplicación de los incentivos haciendo alusión a dichas sentencias.

En él, se reconoce que se han dictado Providencias del Tribunal Supremo que inadmiten los recursos de casación interpuestos por Seguridad Social sobre este asunto por carencia sobrevenida de interés casacional al considerar el Tribunal que esta cuestión ya quedaba resuelta.

contrato para la formación y el aprendizaje

Si soy autónomo societario, ¿puedo reclamar la tarifa plana?

A partir de ahora se permitirá que todos los trabajadores autónomos, con independencia de si son socios de sociedades limitadas o anónimas, accedan a los beneficios de cotización de tarifa plana.

Importante: todos los recursos de alzada que se hubieran formulado hasta la fecha y estén pendientes de resolver, serán admitidos.

El importe que podrías cobrar tras reclamar oscilaría entre los 3.500 euros y los 4.000 euros, según la fecha en la que te dieras de alta, ya que la cuota ha cambiado de 50 a 60 euros en los últimos años y la duración de las bonificaciones.

Sobre los casos anteriores que ya hayan quedado resueltos o desestimados de manera firme mediante la vía administrativa, no serán revisados, a no ser que se inicie el procedimiento por el autónomo.

En consecuencia, le corresponderá tramitar y resolver al órgano que dicto el acto, eso sí, ahora deberá actuar conforme a este nuevo criterio de TGSS.

El presidente de ATA anima a los autónomos a reclamar. «A quienes se les negó deben instar a su revisión», afirma.

¿Qué autónomos pueden reclamar que se les aplique la tarifa plana tras el cambio de criterio de TGSS?

Podrán reclamar para que se les aplique la tarifa plana todos los autónomos que se hubieran beneficiado de ella, siempre que el plazo para reclamar no haya prescrito.

Es imprescindible que además reunieran el perfil para solicitarla en su momento, teniendo en cuenta que hubo un cambio en los requisitos en 2018. A continuación te indicamos cuáles serían según la fecha del alta:

  • Si te diste de alta antes de 2018: tendría que ser la primera alta en el RETA o que no hubieses estado inscrito en los 5 años previos al alta.
  • Si te diste de alta a partir del 1 de enero de 2018: si ha sido tu primera alta, si no has estado inscrito en el RETA los 2 años previos al alta (3 años previos si ya hubieses disfrutado de la tarifa plana anteriormente).

¿Qué plazo tengo para reclamar la tarifa plana?

El plazo para reclamar máximo es de 4 años, antes de que prescriba. Es decir, podrán reclamar la tarifa plana los autónomos societarios que se hayan dado de alta desde septiembre de 2016 hasta la actualidad que reuniesen el perfil anterior.

Los autónomos que se hubiesen dado de alta antes de esa fecha no tendrán opción de reclamar.

¿Cómo puedo reclamar a TGSS que me devuelvan los ingresos indebidos tras el cambio de criterio de la tarifa plana?

Para reclamar que te devuelvan el importe de cuota que te han cobrado de más durante esos meses, debes dirigir un escrito ante la Dirección Provincial de la Tesorería General de la Seguridad Social de tu provincia.

Te recomendamos contactar con un profesional laboral para que te asesore adecuadamente sobre cuáles son los importes que corresponde reclamar y te ayude a redactar el escrito, haciendo referencia al cambio de criterio de Seguridad Social y las 3 sentencias que mencionábamos anteriormente.

Si lo deseas, puedes descargar el criterio publicado de Seguridad Social para incluirlo en tu escrito o leerlo completo.

Es una noticia positiva para el colectivo, que abrirá la puerta a numerosos procedimientos para reclamar los beneficios de tarifa plana que fueron negados en su momento.

¿Qué te parece esta noticia? ¿Te has visto perjudicado por el anterior criterio? Nos encantará contar con tu opinión, déjanos un comentario en el blog (en la parte inferior izquierda de esta página podrás hacerlo).

Grupo2000. Formación, empleo e innovación.

Otras noticias de nuestro blog que también te pueden interesar:

La mejor ayuda para contratar en tiempos de Covid

La mejor ayuda para contratar en tiempos de Covid

La situación económica es compleja, las empresas necesitan más que nunca soluciones para poder contratar. Por eso hoy queremos hablarte sobre la mejor ayuda para contratar en tiempos de Covid.

Si necesitas ampliar tu plantilla, existe una modalidad de contrato que te permitirá contratar y bonificar el 100% de los seguros sociales, se trata del contrato de formación.

¿Por qué el contrato de formación es la mejor ayuda para contratar en tiempos de Covid?

Te damos siete razones por las que el contrato de formación es la mejor ayuda para que tu empresa contrate actualmente:

  • Se pueden bonificar el 100% de los seguros sociales (75% si tu empresa tiene más de 250 trabajadores) durante hasta 3 años. Es decir, no paga seguros sociales. Puede suponer hasta un 40% de ahorro en costes salariales para la empresa en su conjunto.
  • Además, durante todo la vigencia del contrato, la empresa podrá aplicar una bonificación adicional de entre 60 y 80 € al mes (80 euros serían hasta 4 trabajadores).
  • No exige mantenimiento del nivel de empleo alcanzado con la contratación, al contrario de lo que ocurre con otras ayudas o contratos.
  • No exige devolución de las cantidades bonificadas en caso de despido, con otras modalidades sí se exige. Obviamente, siempre que se cumpla la normativa laboral vigente.
  • Al finalizar el contrato, si se transforma en indefinido, se puede enlazar con una bonificación de 1.500 euros al año (1.800 euros si es mujer) durante otros 3 años. Supondrían hasta 6 años de bonificaciones en seguros sociales asociadas al trabajador.
  • Esta modalidad de contrato también puede ser utilizada por un autónomo que desee contratar a su hijo.
  • El trabajador estará formándose a la vez que trabaja, esto implica que contarás a medio-largo plazo con un trabajador más cualificado y preparado.

A continuación te explicamos cuáles son las características de esta modalidad y los requisitos que debe cumplir tu empresa para poder aplicar el contrato de formación.

Características del contrato de formación

El contrato de formación es un contrato destinado a que el trabajador se forme en una profesión. Por este motivo, durante todo el contrato recibirá una formación oficial de Certificado de Profesionalidad y tendrá asignado un tutor en tu empresa para hacer un seguimiento a su evolución.

La formación está 100% bonificada en los seguros sociales y debe estar relacionada con su ocupación. Aquí puedes ver alguno de los cursos que puede realizar con este contrato.

Se realiza siempre a jornada completa, del total de 8 horas, destinaría 6 a trabajo efectivo y 2 a formarse a través de una plataforma online, durante el primer año de contrato. Esto supondría un 75% sobre la jornada para trabajar y un 25% para formarse.

Durante el segundo y tercer año de contrato, estos porcentajes variarían, siendo un 85% de trabajo y un 15% de formación.

La duración mínima del contrato es de 6 meses y como máximo podrá durar hasta 3 años, siempre que tu convenio colectivo no especifique otra duración.

Su salario será el establecido en el convenio para el contrato formativo. En su defecto, no podrá ser inferior al 75% sobre el salario mínimo interprofesional (En 2020 sería sobre los 712 euros sin pagas prorrateadas).

El contrato de formación tiene 2 meses de prueba o lo que indique el convenio colectivo para la modalidad.

Requisitos para aplicar un contrato de formación y sus bonificaciones

Para poder aplicar esta modalidad de contrato y bonificar los seguros sociales tu empresa deberá estar al corriente en sus pagos a Seguridad Social y Hacienda, no haber sido sancionada y por supuesto, comprometerse a respetar las condiciones de este contrato y los tiempos de formación del trabajador.

En cuanto al candidato que contrates, deberá cumplir los siguientes requisitos:

  • Estar inscrito como demandante de empleo al menos 1 día.
  • No contar con formación oficial especifica para el puesto a desempeñar. Por ejemplo, si ha estudiado hostelería, no podría ser contratado en formación en un restaurante, pero sí podría ser contratado con esta modalidad como administrativo, puesto que no poseería formación para ello.
  • Tener más de 16 años y menos de 25 (excepto si es una persona con discapacidad reconocida, entonces no se aplicaría el límite de edad).
  • Algunos Certificados de Profesionalidad exigen que tenga al menos estudios mínimos de ESO.
  • No podrá haber realizado el mismo puesto en la empresa durante más de 12 meses.

Si el trabajador ha estado contratado en tu empresa de forma temporal en los últimos 6 meses o de forma indefinida, en los últimos 24 meses en tu empresa o en otra entidad los 3 meses inmediatamente anteriores al contrato de formación, podría ser contratado, pero no habría posibilidad de aplicar la bonificación en los seguros sociales.

Por este motivo, te recomendamos tener estos detalles a la hora de seleccionar el trabajador. Igualmente, nos parece importante que disponga de internet y las capacidades mínimas para realizar la formación online, que es obligatoria.

Nuestra agencia está especializada en seleccionar candidatos con este perfil y es un servicio que prestamos de forma gratuita a todos nuestros clientes, garantizando que cumplen estos requisitos y simplificando al máximo la contratación.

Grupo2000 somos un centro acreditado por el Servicio Público de Empleo Estatal para impartir la formación asociada a este contrato y estamos especializados en todos los trámites que hay que realizar. Si deseas contratar y acceder a todos los beneficios del contrato de formación, contacta con nosotros en el 958 806 760, nos encargamos de todo.

¿Qué te parece esta ayuda? ¿Conocías el contrato de formación? ¿Tienes alguna duda? Déjanos tu comentario en la sección que encontrarás en la parte inferior izquierda de esta página. Contestamos a todos. ¡Nos encantará leerte!

Grupo2000. Formación, empleo e innovación.

Estas son algunas de las últimas noticias de nuestro blog:

Ir al contenido