fbpx

El Real Decreto Ley 28/2018 trae novedades que afectan a todas aquellas empresas que acogen alumnos para realizar prácticas relacionadas con sus estudios. Pero, ¿cómo es la cotización de las prácticas no laborales en 2019? 

Antes que nada, es necesario hacer una aclaración entre los tipos de prácticas que puede realizar un trabajador/a en una empresa:

  • Contrato de prácticas:

Sería un contrato regulado en el artículo 11,1 del Estatuto de los Trabajadores y sí existe relación laboral. Para poder realizar un contrato de este tipo, el trabajador debe estar en posesión de un título universitario, de FP, de Certificado de Profesionalidad o equivalente, es decir, disponer de estudios ya finalizados.

El requisito es que no hayan transcurrido más de 5 años desde la finalización, ó 7 años si tiene una discapacidad reconocida igual o superior al 33%.

Se deberá realizar contrato laboral, por una duración mínima de 6 meses y máxima de 2 años. Además, de alta al trabajador en Seguridad Social. (Recordamos que desde el 1 de enero de 2019 queda derogada la bonificación en los seguros sociales que tenía este contrato).

El salario será el establecido en convenio colectivo, sin que en ningún caso pueda ser inferior al 60% durante el primer año de prácticas, 75% durante el segundo.

  • Convenio de prácticas:

Este tipo de convenio no implica relación laboral con la empresa. Estas prácticas se pueden llevar a cabo en empresas o instituciones incluidas en programas formativos, prácticas académicas como las que realizan los alumnos de FP, Certificado de Profesionalidad, Estudios Universitarios, como parte de plan de estudios. En este caso, no tendrían los estudios finalizados, deberían estar matriculados en la entidad formativa.

Los alumnos podrán tener o no remuneración por el tiempo que las realicen, dependiendo de las condiciones de cada convenio.

Según la Disposición adicional quinta, estos trabajadores deberán cotizar en la Seguridad Social.

 

¿Cómo es la cotización de las prácticas no laborales en 2019?

  • ¿Qué prácticas tendrían que cotizar ahora en Seguridad Social?

En la Disposición Adicional Quinta del Real Decreto Ley 28/2018 se crea una nueva obligación de cotizar en Seguridad Social por los alumnos que realicen prácticas no laborales, independientemente de si son o no remuneradas, para aquellas empresas o entidades que los acojan.

El cumplimiento de esta obligación podrá corresponder a la empresa, o al centro educativo, en el caso de que así se establezca en el convenio o acuerdo de prácticas.

Estas prácticas podrán ser aquellas dentro de programas de formación y prácticas académicas externas. Y comprenderían las realizadas por alumnos universitarios de Grado, Máster, y FP.

Según la citada norma, quedarían encuadrados en el Régimen General, como trabajadores por cuenta ajena. Aunque no cotizarían por las contingencias de desempleo, Fondo de Garantía Salarial o formación profesional.

En Seguridad Social han adelantado, tras publicar un cuadro con la cotización del contrato de formación, que las mismas cuantías serán las que corresponderán también para las cotizaciones de los alumnos en prácticas.

  • ¿A partir de qué fecha tendrían que cotizar las prácticas no laborales?

Esta obligación todavía no se hará efectiva. La Disposición Adicional Quinta prevé un desarrollo normativo en el plazo de 3 meses. Y a su vez, indica que, cuando entre en vigor la futura, tendrá efectos al mes siguiente de su publicación en el BOE.

Aunque según las últimas publicaciones en prensa, parece que se ha alcanzado un acuerdo entre Gobierno y rectores para retrasar la aplicación de esta medida al próximo curso, estaríamos hablando de cómo mínimo sería para septiembre de 2019.

Los alumnos que hayan realizado prácticas de este tipo, antes de que tenga efectos dicha normativa, podrán suscribir un convenio con el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, a fin de que se contabilice el cómputo de cotización de los periodos realizados antes de la fecha de entrada en vigor, hasta un máximo de dos años. Por el momento no hay más información disponible al respecto.

Seguiremos muy atentos la evolución del desarrollo de esta normativa y os informaremos de todo en nuestro blog.

 

Más noticias de nuestro blog que pueden interesarte:

¿Cómo afecta a las nóminas la subida del SMI de 2019?

Empleo elimina los contratos bonificados excepto el contrato de formación

Entra en vigor la nueva Ley de Protección de Datos

Instrucciones para solicitar la devolución del IRPF por maternidad

Aviso de AEAT sobre la campaña de declaraciones informativas 2018

¿En qué casos es obligatorio el registro de la jornada en tu empresa?

 

 

Fuente: BOE y TGSS.

Ir al contenido