fbpx
¿Qué situaciones interrumpen el cómputo de un contrato de formación?

¿Qué situaciones interrumpen el cómputo de un contrato de formación?

Hoy resolvemos las dudas más habituales sobre la interrupción del contrato: ¿Qué situaciones interrumpen el cómputo de un contrato de formación?

En este artículo os contamos cuáles serían las situaciones que pueden afectar a la duración del contrato de formación y qué ocurre si se ve afectado por un ERTE.

¿Qué duración tiene un contrato de formación?

Recordamos que el contrato de formación tiene una duración mínima de 1 año (6 meses si se permite por convenio) y se puede prorrogar como máximo hasta 3 años. Puedes ver todas las características de este contrato bonificado en nuestro artículo qué es un contrato de formación.

Siempre es recomendable comprobar si el convenio limita alguna de estas duraciones, puesto que la normativa nos remite a éste.

Según el artículo 2 de la Ley 3/2012, hay determinadas situaciones del trabajador que interrumpen el cómputo de duración del contrato.

Vemos algunas de las situaciones más habituales a continuación:

contrato de formacion blog

¿Qué situaciones interrumpen la duración del contrato de formación?

Según la Ley 3/2012, se interrumpirá el cómputo cuando se dé alguna de las siguientes situaciones:

  • Incapacidad temporal.
  • Riesgo durante el embarazo.
  • Baja por maternidad o paternidad, adopción o acogimiento.
  • Riesgo durante la lactancia.
  • ERTE o Expediente de Regulación Temporal de Empleo.

Muy importante: durante cualquiera de estas situaciones se debe paralizar también la formación.

Puedes ampliar información sobre las bajas en contratos de formación en estos artículos:

¿Cómo se tramita la baja por maternidad del contrato de formación?

Cómo proceder ante la baja IT de un contrato de formación

¿Qué ocurre si se interrumpe el cómputo del contrato de formación?

Si se interrumpe su cómputo por alguna de las anteriores circunstancias, durante ese periodo, se interrumpe el contrato y ese margen temporal se deberá añadir posteriormente, al reanudarse el contrato y la formación.

Si tu trabajador/a se encuentra en alguna de ellas, debes contactar con nosotros inmediatamente para suspender la formación.

Durante el tiempo en el que se interrumpe el cómputo del contrato de formación no se facturará y tampoco se puede bonificar el importe de la formación o aplicar la bonificación por tutorización.

Una vez que se reincorpore, es imprescindible que nos informes de nuevo, para que tus trabajadores vuelvan a recibir nuevamente la formación inherente a su contrato.

Además, te asesoraremos y ayudaremos con los cambios que se puedan producir en la duración del contrato y bonificaciones.

¿Qué ocurre con la duración del contrato de formación si estoy aplicando un ERTE a mi plantilla?

Si vas a aplicar un ERTE, también se puede incluir a un trabajador con contrato de formación.

Según el artículo 5 del Real Decreto Ley 9/2020, la suspensión de los contratos formativos por ERTES de Fuerza Mayor o ETOP (artículo 22 y 23 del RD Ley 8/2020) supondrá la interrupción del cómputo y duración de estos contratos.

Es decir, ese periodo deberá añadirse también posteriormente al contrato para recuperarlo.

Te recomendamos leer nuestro artículo ¿Qué sucede con mis contratos de formación durante un ERTE? donde podrás ver las diferentes situaciones que se pueden dar con un contrato de formación incluido en ERTE.

¿Qué situaciones que NO interrumpen el cómputo del contrato de formación?

Existen otro tipo de circunstancias que no interrumpen el cómputo del contrato de formaciónno suponiendo una ampliación del contrato.

Destacar que, al no haber formación en ese periodo, no procede aplicar bonificación por esos días.

Es necesario informar al centro de formación para que se indique esa incidencia y no se facture la formación durante ese margen temporal.

Estas son algunas de las circunstancias más habituales:

  • Huelgas y paros parciales
  • Permisos retribuidos
  • Asuntos propios
  • Licencias no retribuidas
  • Sanción de empleo y sueldo.
Curso de contratos, nóminas y seguros sociales

Estos son algunos de los últimos artículos de nuestro blog:

Cómo proceder ante una IT de un trabajador en formación

Varios de vosotros nos habéis consultado sobre este tema, por ello hemos creído conveniente hablar sobre los trámites a realizar cuando tenemos un trabajador en formación con una incapacidad temporal, maternidad o paternidad.

A continuación os indicamos los pasos a seguir:

  • Comunicar la baja a la Seguridad Social.
  • Notificar la IT a la Mutua, en los casos que corresponda.
  • Comunicar al SEPE que debe interrumpir el cómputo del contrato de formación de ese trabajador.

Esta acción implicará que los meses, en los que el trabajador se encuentre de baja, no computarán para la duración máxima del contrato de formación de ese trabajador.

Por ejemplo: Si el trabajador lleva 6 meses trabajados, y tiene una baja de otros 6 meses, al interrumpir el cómputo, ese trabajador todavía podrá estar contratado en formación durante 2 años y 6 meses más.

Podéis descargar el modelo para notificación de la interrupción del cómputo aquí.

  • Comunicar al centro de formación la IT para que suspendan la formación:

Podéis utilizar ese mismo modelo de interrupción de cómputo, que remitís al SEPE, para informar al centro de formación de la baja, para que suspendan durante ese periodo la formación teórica del trabajador, vinculada a su contrato.

Esta parte es importante, para que se interrumpa también la facturación. Y por supuesto, durante todo el tiempo que esté de baja el trabajador no deberéis aplicar la bonificación de la formación teórica.

Ojo: en algunas provincias, ya hemos tenido noticias de incidencias en empresas por la aplicación indebida de bonificaciones de la formación durante el periodo de baja. Este error, puede traer problemas a posteriori con la Seguridad Social, ya que en cuanto lo detecten os obligarán a devolver todas las cantidades bonificadas indebidamente.

¿Si contrato a otro trabajador para cubrir la baja, tiene que ser con contrato de formación?

Si necesitáis sustituir a un trabajador de baja por maternidad, embarazo, riesgo de lactancia, o cualquiera de los supuestos recogidos en el artículo 1 del RDL 11/1998, y contratáis a un trabajador, en situación de desempleo, para desempeñar ese puesto de trabajo, dará derecho a una bonificación del 100% de las cuotas empresariales a la Seguridad Social (estarían excluidas las contrataciones de familiares hasta segundo grado de consanguinidad y contratos de Administraciones públicas).

El trabajador que contratéis no tiene por qué ser contratado en formación, puede ser bajo otra modalidad.

Eso sí, este contrato de interinidad deberá celebrarse a jornada completa, ya que el trabajador a sustituir, con contrato de formación, tiene siempre este tipo de jornada.

Para cualquier consulta, os atendemos encantados en el teléfono 958 806 760, o en nuestro chat online.

También te puede interesar:

Cómo tramitar un contrato de formación y aprendizaje.

Cómo bonificar un contrato de formación y aprendizaje.

Cotización del contrato de formación y aprendizaje 2017.

 

El parte de baja laboral no tendrá que ser renovado semanalmente

El parte de baja laboral no tendrá que ser renovado semanalmente

El parte de baja laboral no tendrá que ser renovado semanalmente.

En el borrador del futuro Real Decreto sobre la Incapacidad Temporal del Ministerio de Empleo se estudia sustituir el actual sistema de partes médicos para la confirmación de bajas, que debe emitirse semanalmente.

El nuevo sistema se basaría en cuatro grupos de procesos, que serían clasificados en función de la duración prevista para la baja. Cada grupo tendría una periodicidad diferente para la expedición de los partes.

Para establecer la duración estimada, van a tener como referencia la tabla orientativa de duración de la incapacidad temporal, en función de la repercusión de la dolencia respecto a su puesto de trabajo.
No obstante, Empleo ya ha aclarado que esta información no se va a considerar vinculante.

En el citado borrador, también se ha planteado eliminar el informe médico de maternidad tras el parto, que se exige actualmente, para poder solicitar la baja y correspondiente prestación por maternidad.
A partir de ahora, bastará la acreditación del nacimiento del hijo que se obtendrá de las bases de datos del Registro Civil.

La propuesta de estas medidas se está recibiendo positivamente, ya que van a simplificar considerablemente los trámites burocráticos que conlleva una baja laboral.

Estaremos pendiente de estas medidas para poder informaros de todas la novedades que introduzca la aprobación de esta nueva Ley.

Fuente: EFE.

 

Ir al contenido