fbpx
Trabajo tiene previsto aprobar un Estatuto de las practicas y limitar su uso

Trabajo tiene previsto aprobar un Estatuto de las practicas y limitar su uso

Trabajo tiene previsto aprobar un Estatuto de las practicas y limitar su uso dentro de las empresas para evitar abusos con las prácticas no remuneradas.

Recientemente hemos tenido conocimiento del impacto de las prácticas no laborales sobre la Seguridad Social, según un estudio, en 2018 Seguridad Social dejó de ingresar más de 1.594 millones de euros.

Según la Encuesta de Estructura Salarial, más de 886.000 personas realizaron prácticas no remuneradas de cursos universitarios o de FP. La suma de horas de su trabajo supondría unos 300.000 puestos de trabajo.

Los sindicatos denuncian el incremento de las prácticas no remuneradas en los últimos años y su repercusión sobre el mercado laboral.

Por todo ello, la Ministra de Trabajo ha anunciado que el Gobierno tiene previsto aprobar un Estatuto de las prácticas con el fin de que estas prácticas no laborales tengan unas condiciones dignas para los alumnos

Este Estatuto incluiría límites en el encadenamiento de periodos de prácticas, para ello se definiría un porcentaje máximo de becarios por empresa.

Recordamos que la Disposición Adicional Quinta del Real Decreto Ley 28/2018 creaba una nueva obligación de cotizar en la Seguridad Social para los alumnos que realizasen prácticas no laborales, independientemente de si eran remuneradas o no.

La presión de las entidades educativas y la falta de un desarrollo normativo (necesario para su aplicación) hicieron que la obligación de cotizar para este tipo de alumnos se quedara paralizada.

En estas semanas se ha vuelto a retomar el tema en un reciente encuentro entre la Ministra y sindicatos. La evolución de este asunto también se ve afectada por los próximos comicios.

Seguiremos atentos al desarrollo de esta noticia y os informaremos de todo en nuestro blog.

¿Qué te parece el Estatuto de las prácticas? ¿Crees que resolverá el problema? Nos encantará leer tu opinión, déjanos tu comentario más abajo. ¡Gracias!

 

Más artículos que te pueden interesar:

Cómo repercutirá el Brexit en los autónomos y Pymes

Las empresas que renunciaron a SII en la gestión del IVA se pueden ver afectadas por esta sentencia

No se necesita factura para desgravar un gasto según esta sentencia

¿Qué situaciones interrumpen el cómputo de un contrato de formación?

Fuente: EFE.

Así quedarían el salario y cotización para el contrato de prácticas y contrato de formación en 2019

Así quedarían el salario y cotización para el contrato de prácticas y contrato de formación en 2019

Hoy queremos solucionar algunas de vuestras dudas en relación a los últimos cambios que afectan a estas dos modalidades de contratos (Real Decreto Ley 28/2018 y Real Decreto 1462/2018). Así quedarían el salario y cotización para el contrato de prácticas y contrato de formación en 2019.

 

¿Cómo quedarían el salario y seguros sociales en la nómina de un contrato de formación en 2019?

Para confeccionar la nómina del contrato de formación deberíamos tener en cuenta la siguiente normativa:

  • Artículo 11,2g del Estatuto de los Trabajadores: nos indica que el salario a percibir por el trabajador será el que marque el convenio colectivo, o en su defecto, el 75% sobre el SMI durante el primer año de contrato (85% para el segundo o tercer año).
  • Según el artículo 1 del Real Decreto 1462/2018, el Salario Mínimo Interprofesional sería de 900 €. El cálculo del 75% se realizaría sobre dicha cantidad.
  • El artículo 2 del Real Decreto 1462/2018 establece que al salario mínimo se le deberán sumar los complementos salariales establecidos en Convenio Colectivo o contrato de trabajo.

En cuanto a los Seguros Sociales del contrato de formación, la cuantía para 2019 es de 134,16 €. Pero hay que destacar que están bonificados al 100% normalmente (75% si la empresa tiene más de 250 trabajadores), por lo que la empresa no tendría que pagar seguros sociales de dicho trabajador durante toda la vigencia del contrato.

Puedes consultar las bases de cotización diarias y mensuales de 2019, junto al detalle de todas las contingencias, haciendo clic aquí.

Por ejemplo, un contrato de formación de primer año, cuyo convenio no establece cuantía para el salario, tendría un salario de 787,50 €/mes, que sería el resultado de aplicar un 75% sobre el SMI, en proporción al tiempo de trabajo efectivo (recuerda que su jornada siempre es completa). A esta cantidad se le sumarían los complementos, si procede, según el convenio, y las pagas extras que correspondan, en caso de que se prorrateen.

Los costes laborales de este trabajador no se verían incrementados con los seguros sociales, ya que el contrato de formación normalmente está bonificado si se cumplen los requisitos que puedes consultar en este artículo.

 

¿Y el salario y seguros sociales de un contrato de prácticas en 2019?

Igualmente, para elaborar la nómina del contrato de prácticas, regirá la siguiente normativa:

  • Artículo 11,1e del Estatuto de los Trabajadores: nos indica que la retribución a percibir por el trabajador será la fijada en convenio para esta modalidad, sin que pueda ser inferior al 60 ó 75% sobre la cantidad que cobra un trabajador con la misma modalidad. Y la cantidad nunca podrá ser inferior al Salario Mínimo Interprofesional.
  • Aplicando el artículo 1 del Real Decreto 1462/2018, el Salario Mínimo Interprofesional sería de 900 €. El trabajador de prácticas a jornada completa cobrará como mínimo 900 € durante 2019.
  • El artículo 2 del Real Decreto 1462/2018 establece que al salario mínimo se le deberán sumar los complementos salariales establecidos en Convenio Colectivo o contrato de trabajo.

 

Los seguros sociales para un contrato de prácticas que se aplicarían en 2019 serían la misma cuantía que los de un trabajador para la misma categoría, puesto que el Real Decreto Ley 28/2018 derogó la bonificación del 50% que disfrutaba esta modalidad, con efectos desde el 1 de enero de 2019.

 

Por ejemplo, un contrato de prácticas a jornada completa, cuyo convenio no establece cuantía para el salario, tendría un salario de 900 €/mes. A esta cantidad se le sumarían los complementos que marque el convenio y las pagas extras que correspondan, en caso de que se prorrateen. Para calcular los costes salariales de esta contratación al mes, al salario habría que sumarle la cuantía de seguros sociales.

A continuación compartimos con vosotros una comparativa con los costes de ambos contratos:

 

Concepto Contrato de formación Contrato de prácticas
Salario 675 € 900 €
Pagas extra Pror. 112,5 € 150 €
Seguros sociales empresas 0 € 331,28 €
Seguros sociales trabajador 0 € 66,68 €
Total 787,50 € 1.447,96 €

 

 

Esperamos que esta información sea de ayuda. ¿Tienes alguna duda sobre estos contratos? Déjanos un comentario a continuación.

 

Más artículos que pueden interesarte:

Así quedan las nóminas tras el incremento de SMI en 2019

Estas son las bonificaciones vigentes para la contratación tras la derogación de las ayudas

Estas son las claves para beneficiarte del nuevo cheque guardería

¿Ya puede el autónomo realizar formación bonificada?

¿Cómo es la cotización de las prácticas no laborales en 2019?

Instrucciones para solicitar la devolución del IRPF por maternidad 

 

 

 

¿Necesitas contratar?

Descubre el contrato de formación, la única modalidad bonificada que te permite ahorrar el 100% de los Seguros Sociales durante hasta 3 años. Haz clic a continuación para informarte de todas sus ventajas:

¿Cómo es la cotización de las prácticas no laborales en 2019?

¿Cómo es la cotización de las prácticas no laborales en 2019?

El Real Decreto Ley 28/2018 trae novedades que afectan a todas aquellas empresas que acogen alumnos para realizar prácticas relacionadas con sus estudios. Pero, ¿cómo es la cotización de las prácticas no laborales en 2019? 

Antes que nada, es necesario hacer una aclaración entre los tipos de prácticas que puede realizar un trabajador/a en una empresa:

  • Contrato de prácticas:

Sería un contrato regulado en el artículo 11,1 del Estatuto de los Trabajadores y sí existe relación laboral. Para poder realizar un contrato de este tipo, el trabajador debe estar en posesión de un título universitario, de FP, de Certificado de Profesionalidad o equivalente, es decir, disponer de estudios ya finalizados.

El requisito es que no hayan transcurrido más de 5 años desde la finalización, ó 7 años si tiene una discapacidad reconocida igual o superior al 33%.

Se deberá realizar contrato laboral, por una duración mínima de 6 meses y máxima de 2 años. Además, de alta al trabajador en Seguridad Social. (Recordamos que desde el 1 de enero de 2019 queda derogada la bonificación en los seguros sociales que tenía este contrato).

El salario será el establecido en convenio colectivo, sin que en ningún caso pueda ser inferior al 60% durante el primer año de prácticas, 75% durante el segundo.

  • Convenio de prácticas:

Este tipo de convenio no implica relación laboral con la empresa. Estas prácticas se pueden llevar a cabo en empresas o instituciones incluidas en programas formativos, prácticas académicas como las que realizan los alumnos de FP, Certificado de Profesionalidad, Estudios Universitarios, como parte de plan de estudios. En este caso, no tendrían los estudios finalizados, deberían estar matriculados en la entidad formativa.

Los alumnos podrán tener o no remuneración por el tiempo que las realicen, dependiendo de las condiciones de cada convenio.

Según la Disposición adicional quinta, estos trabajadores deberán cotizar en la Seguridad Social.

 

¿Cómo es la cotización de las prácticas no laborales en 2019?

  • ¿Qué prácticas tendrían que cotizar ahora en Seguridad Social?

En la Disposición Adicional Quinta del Real Decreto Ley 28/2018 se crea una nueva obligación de cotizar en Seguridad Social por los alumnos que realicen prácticas no laborales, independientemente de si son o no remuneradas, para aquellas empresas o entidades que los acojan.

El cumplimiento de esta obligación podrá corresponder a la empresa, o al centro educativo, en el caso de que así se establezca en el convenio o acuerdo de prácticas.

Estas prácticas podrán ser aquellas dentro de programas de formación y prácticas académicas externas. Y comprenderían las realizadas por alumnos universitarios de Grado, Máster, y FP.

Según la citada norma, quedarían encuadrados en el Régimen General, como trabajadores por cuenta ajena. Aunque no cotizarían por las contingencias de desempleo, Fondo de Garantía Salarial o formación profesional.

En Seguridad Social han adelantado, tras publicar un cuadro con la cotización del contrato de formación, que las mismas cuantías serán las que corresponderán también para las cotizaciones de los alumnos en prácticas.

  • ¿A partir de qué fecha tendrían que cotizar las prácticas no laborales?

Esta obligación todavía no se hará efectiva. La Disposición Adicional Quinta prevé un desarrollo normativo en el plazo de 3 meses. Y a su vez, indica que, cuando entre en vigor la futura, tendrá efectos al mes siguiente de su publicación en el BOE.

Aunque según las últimas publicaciones en prensa, parece que se ha alcanzado un acuerdo entre Gobierno y rectores para retrasar la aplicación de esta medida al próximo curso, estaríamos hablando de cómo mínimo sería para septiembre de 2019.

Los alumnos que hayan realizado prácticas de este tipo, antes de que tenga efectos dicha normativa, podrán suscribir un convenio con el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social, a fin de que se contabilice el cómputo de cotización de los periodos realizados antes de la fecha de entrada en vigor, hasta un máximo de dos años. Por el momento no hay más información disponible al respecto.

Seguiremos muy atentos la evolución del desarrollo de esta normativa y os informaremos de todo en nuestro blog.

 

Más noticias de nuestro blog que pueden interesarte:

¿Cómo afecta a las nóminas la subida del SMI de 2019?

Empleo elimina los contratos bonificados excepto el contrato de formación

Entra en vigor la nueva Ley de Protección de Datos

Instrucciones para solicitar la devolución del IRPF por maternidad

Aviso de AEAT sobre la campaña de declaraciones informativas 2018

¿En qué casos es obligatorio el registro de la jornada en tu empresa?

 

 

Fuente: BOE y TGSS.

Empleo elimina los contratos bonificados excepto el contrato de formación

Empleo elimina los contratos bonificados excepto el contrato de formación

Tras varias semanas de incertidumbre, hoy se ha publicado en el BOE el Real Decreto Ley 28/2018, de 28 de Diciembre, para la revalorización de las pensiones públicas y otras medidas urgentes en materia social, laboral y empleo, con cambios importantes en el ámbito de bonificaciones. Empleo elimina todos los contratos bonificados para menores de 30 años excepto el contrato de formación.

 

Se eliminan las bonificaciones condicionadas por el 15% de la tasa de desempleo

La Disposición Transitoria Sexta y Disposición Derogatoria Única acaban con la inseguridad jurídica que se ha vivido desde la publicación de la tasa de desempleo del último trimestre en la encuesta de población activa, y confirma el fin de la aplicación de las bonificaciones para todas las modalidades de contratos afectadas. Que son las siguientes:

  • Contrato indefinido de apoyo a emprendedores. Se deroga el artículo 4 de la Ley 3/2012.
  • Contrato a tiempo parcial con vinculación formativa. Se deroga el artículo 9, de la Ley 11/2013.
  • Contratación indefinida de un joven por microempresas y empresarios autónomos. Derogan el artículo 10, de la Ley 11/2013.
  • Incentivos a la contratación en nuevos proyectos de emprendimiento joven. Se deroga el artículo 11, de la Ley 11/2013.
  • Primer empleo joven. Se deroga el artículo 12, de la Ley 11/2013.
  • Incentivos a los contratos en prácticas. Derogan la reducción del 50% en los seguros sociales que se recogía en el artículo 13, de la Ley 11/2013.

 

¿Qué ocurre con los contratos afectados por el 15% de desempleo que se hayan tramitado desde Octubre? ¿Hasta qué fecha se admiten sus altas?

Según la Disposición transitoria sexta del Real Decreto Ley 28/2018, los contratos afectados por la tasa de desempleo que se hayan tramitado con anterioridad a la entrada en vigor del nuevo texto, seguirán activos y se regirán por la normativa vigente en su momento de celebración.

Es decir, para vuestra tranquilidad, confirman que todos los contratos con estas bonificaciones asociadas que hayáis tramitado desde la publicación de la última Encuesta de Población Activa están dentro de la legalidad.

Importante: Puesto que según la Disposición Final Undécima el Real Decreto Ley entra en vigor el 1 de enero de 2019, la fecha límite para dar de alta contratos con las bonificaciones afectadas o contratos de formación para jóvenes mayores de 24 años es el 31 de diciembre de 2018. Por tanto, el lunes 31 de Diciembre todavía estás a tiempo para dar de alta alguno de estos contratos.

 

La edad del contrato de formación se fija entre 16 y 25 años y se convierte en el único contrato bonificado

La Disposición Derogatoria Única también hace referencia al apartado 2 de la Disposición Transitoria Segunda del Real Decreto Legislativo 8/2015, que permitía que los contratos de formación se formalizasen con jóvenes mayores de 24 años.

Al estar condicionada la edad a la tasa de desempleo inferior al 15%, la edad máxima permitida para un contrato de formación vuelve a ser de hasta 24 años, inclusive.

 

Se elimina la ayuda de acompañamiento de 430 euros destinada a jóvenes de Garantía Juvenil con contrato de formación

Otra novedad que trae la nueva norma es la derogación de la ayuda de 430 euros para jóvenes beneficiarios del sistema de Garantía Juvenil sin estudios que formalicen un contrato de formación.

El límite máximo para poder beneficiarse de esta ayuda se fija en los contratos de formación cuyas altas se hayan tramitado hasta el 31 de Diciembre de 2018.

Los contratos que se encuentren en fase de solicitud de la autorización del contrato de formación, lamentablemente no podrán acogerse, ya que la norma sólo habla de contratos suscritos.

El motivo que argumenta el Gobierno para derogar esta ayuda es la escasa aceptación desde su entrada en vigor.

 

Más noticias de nuestro blog que pueden interesarte:

Entra en vigor la nueva Ley de Protección de Datos

Instrucciones para solicitar la devolución del IRPF por maternidad

Aviso de AEAT sobre la campaña de declaraciones informativas 2018

¿En qué casos es obligatorio el registro de la jornada en tu empresa?

Última hora sobre los contratos afectados por la tasa de desempleo.

Motivos por los que podrías recibir una carta de Inspección en estos días

Estos son los cursos bonificados más solicitados por las empresas en 2018

 

Fuente: BOE.

Las 8 claves del nuevo Plan de Choque por el Empleo Joven 2019-2021

Las 8 claves del nuevo Plan de Choque por el Empleo Joven 2019-2021

El pasado sábado se publicó en el BOE la Resolución de 7 de Diciembre de 2018, de la Secretaría de Estado de Empleo, por la que se publica el Acuerdo del Consejo de Ministros de 7 de Diciembre, por el que se aprueba el Plan de Choque por el Empleo Joven 2019-2021.

En este artículo te resumimos las 8 claves del nuevo Plan de Choque por el Empleo Joven 2019-2021.

Este Plan tiene como objetivo reducir la tasa de desempleo juvenil, del 33% actual, hasta un 23,5%.

Así como incrementar el nivel formativo de al menos un 43% de los jóvenes inscritos como demandantes de empleo, que actualmente carecen de estudios.

Las materias prioritarias serían: lengua, matemáticas, idiomas, competencias digitales y competencias de sectores estratégicos.

A continuación os resumimos los puntos más importantes que recoge la Resolución:

 

8 claves del nuevo Plan de Choque por el Empleo Joven 2019-2021

  • Se creará una ventanilla única para el empleo, dentro del Programa“Orienta Joven”.

Se prevé dotar a este Programa de 3000 orientadores que se encargarán de diseñar itinerarios personalizados para fomentar el empleo y formación de los jóvenes inscritos.

  • Medidas para el fomento de la igualdad, que buscarán la inserción de las mujeres con dificultades para acceder al empleo a través de incentivos para el autoempleo.
  • Los contratos de formación de programas mixtos de empleo y escuelas taller podrán cotizar por desempleo.
  • Se reformará el contrato de relevo para que sirva para garantizar la transmisión de conocimientos a la nueva persona contratada.
  • Se va a reforzar la causalidad en los contratos temporales y a tiempo parcial, para controlar más el uso de estas modalidades y evitar abusos.
  • Se elaborará un Estatuto del Becario, destinado a regular las prácticas no laborales y mejorar la protección de este colectivo.

En esta nueva regulación tendrían más protagonismo el Representante Legal de los Trabajadores e Inspección de Trabajo, que llevarían a cabo un seguimiento del programa formativo.

  • Revisarán los incentivos existentes para la contratación y el fomento del empleo.

El fin es eliminar aquellas que no hayan sido eficaces y crear nuevos incentivos.

  • Se implementará un Plan para el retorno del talento.

Se crearán programas para el retorno de los jóvenes que actualmente trabajan en el exterior, y así mismo, esperan incluir medidas para el apoyo a la movilidad de éstos.

En el Plan se establecen los ejes de actuación, que el Gobierno espera desarrollar en los próximos meses.

Os informaremos sobre todas las novedadesque se produzcan al respecto a través de nuestro blog.

 

Más noticias de nuestro blog que pueden interesarte:

Entra en vigor la nueva Ley de Protecciónde Datos

Instrucciones para solicitar la devolución del IRPF por maternidad

Aviso de AEAT sobre la campaña de declaraciones informativas 2018

¿En qué casos es obligatorio el registro de la jornada en tu empresa?

Última hora sobre los contratos afectados por la tasa de desempleo.

Motivos por los que podrías recibir una carta de Inspección en estos días

La importancia de actualizar el email de tu empresa en FUNDAE

Estos son los cursos bonificados más solicitados por las empresas en 2018

 

Fuente: BOE.

Diferencias entre el contrato de formación y el de prácticas

Diferencias entre el contrato de formación y el de prácticas

Hoy veremos cuáles son las diferencias entre el contrato de formación y el de prácticas. Como ambos son contratos formativos, suele haber confusión en su utilización. A continuación os mostramos la comparativa actualizada, según la normativa vigente en 2019, de sus características:

 

Diferencias fundamentales entre un contrato de formación y aprendizaje y el contrato en prácticas

 

Requisitos del trabajador:

  • Contrato de prácticas:

El contrato en prácticas está destinado a titulados universitarios, técnicos superiores o de grado medio de FP, o personas que hayan obtenido un Certificado de Profesionalidad. Y se realizará para una ocupación directamente relacionada con su formación. De esta forma, en su puesto de trabajo, podrá obtener la práctica profesional necesaria para complementar su formación.

El contrato tendrá que celebrarse en los 5 años posteriores a la finalización de dichos estudios, 7 años en caso de trabajadores con una discapacidad reconocida igual o superior al 33%. Este requisito no se exigirá para los jóvenes menores de 30 años.

  • Contrato de formación:

En cambio, los trabajadores que realicen el contrato de formación y aprendizaje no podrán disponer de formación oficial relacionada con el puesto, ya que el fin de este contrato es proporcionársela. Por ello, está dirigido a jóvenes que carezcan de los estudios para desempeñar esa profesión. Estos se formarán de manera teórica y práctica para ejercerla.

En el caso que el trabajador haya realizado formación oficial, pero no tenga nada que ver con el puesto, también podría realizarse el contrato de formación, porque va a formarse en una ocupación para la que no cuenta con estudios previos.

Además de este requisito, hay que destacar que el contrato de formación solo se puede formalizar con jóvenes entre 16 y 25 años (si es un trabajador con una discapacidad reconocida no se aplicará límite de edad), mientras que el contrato de prácticas también puede realizarse con personas que tengan una edad superior, siempre que cumpla el perfil para esa modalidad.

 

Duración del contrato:

  • Contrato de prácticas:

El contrato en prácticas tendrá una duración mínima de 6 meses y máxima de 2 años. El convenio colectivo podrá indicar otra duración, pero en ningún caso podrá exceder estos límites. Ojo, también puede ser que limite el uso de este tipo de contrato para determinados puestos o categorías.

  • Contrato de formación:

La duración mínima del contrato de formación y aprendizaje será 1 año, y la máxima 3. No obstante, en convenio colectivo podrán fijarse otras duraciones, no pudiendo ser nunca la duración mínima inferior a 6 meses, ni la máxima superior a 3 años. También en estos contratos, es fundamental consultar el convenio colectivo para ver si está permitido para ese puesto y sus condiciones.

 

Salario del contrato:

  • Contrato de prácticas:

La retribución del contrato en prácticas no podrá ser inferior al 60% o 75% durante el primer año y segundo, respectivamente, respecto del salario fijado en convenio para un trabajador con un contrato convencional que realice el mismo puesto. El sueldo nunca podrá estar por debajo del Salario Mínimo Interprofesional (SMI).

Esto quiere decir que, el salario durante 2019 para los contratos de prácticas no podrá ser inferior a 900 €, de acuerdo al SMI publicado de este año.

  • Contrato de formación:

El salario de un contrato de formación y aprendizaje será el establecido en convenio colectivo, y en su defecto, nunca podrá ser inferior al 75% sobre el SMI durante el primer año de contrato, y el 85% durante el segundo o tercero.

Puedes ampliar información sobre el salario del contrato de formación y sus cotizaciones en este artículo.

 

Jornada del contrato:

  • Contrato de prácticas:

El contrato de prácticas se puede formalizar a tiempo parcial o jornada completa.

  • Contrato de formación:

El contrato de formación y aprendizaje siempre será a jornada completa. De la cual, el trabajador destinará el 75% a realizar trabajo efectivo, y el 25% para formarse de forma teórica, durante el primer año. Estos porcentajes variarán durante el segundo o tercer año, siendo 85% de trabajo y 25% de formación.

En ambos contratos, la jornada deberá estar perfectamente delimitada e indicada en el contrato, y será respetada por empresa y trabajador.

 

Bonificaciones en los seguros sociales:

  • Contrato de prácticas:

La reducción en los seguros sociales del contrato en prácticas ha sido derogada para las nuevas altas desde el 1 de enero de 2019. Por lo que actualmente, esta modalidad no tendría bonificaciones asociadas, sólo en el caso de colectivos con discapacidad reconocida.

  • Contrato de formación:

El contrato de formación y aprendizaje es muy interesante para la empresa, ya que es la única modalidad actualmente que permite aplicar 3 bonificaciones mensuales, durante toda la duración del contrato:

  1. Bonificación del 100% de los Seguros Sociales (Reducción, si el trabajador no está inscrito en Garantía Juvenil).
  2. Bonificación del 100% del coste de la formación teórica inherente al contrato.
  3. Bonificación adicional para la empresa de entre 60 y 80 euros (según la plantilla).

La bonificación en los seguros sociales será del 75% en el caso de grandes empresas, con más de 250 trabajadores en plantilla.

 

La formación del contrato:

La formación es algo que caracteriza al contrato de formación y aprendizaje ya que, durante toda su vigencia, el trabajador va a recibir una formación oficial de Certificado de Profesionalidad, que podrá realizar online con un centro acreditado por el Servicio Público de Empleo Estatal, como Grupo2000.

El trabajador que realiza un contrato en prácticas ya obtuvo esa formación, puesto que debe acreditar los estudios finalizados, previamente al alta, que posibilitan su acceso a esta modalidad. Por tanto, no tendrá formación teórica durante su contratación. Y adquirirá de forma práctica, en su puesto de trabajo, los conocimientos que le permitirán completar su preparación.

Para cualquier duda, estamos a vuestra disposición en el teléfono 958 806 760, o en nuestro chat online.

 

Esperamos que este artículo haya sido de utilidad para aclarar estas dudas. ¿Te ha gustado? ¡Gracias por compartir!

 

También te pueden interesar estos artículos:

Cómo tramitar un contrato de formación y aprendizaje

Cómo bonificar un contrato de formación y aprendizaje

Así es la nueva bonificación adicional del contrato de formación

 

Fuente: Guía de contratos del SEPE, Estatuto de los trabajadores y normativa vigente en 2019.

Ir al contenido