fbpx

Hoy resolvemos las dudas más habituales sobre la interrupción del contrato: ¿Qué situaciones interrumpen el cómputo de un contrato de formación?

En este artículo os contamos cuáles serían las situaciones que pueden afectar a la duración del contrato de formación y qué ocurre si se ve afectado por un ERTE.

¿Qué duración tiene un contrato de formación?

Recordamos que el contrato de formación tiene una duración mínima de 1 año (6 meses si se permite por convenio) y se puede prorrogar como máximo hasta 3 años. Puedes ver todas las características de este contrato bonificado en nuestro artículo qué es un contrato de formación.

Siempre es recomendable comprobar si el convenio limita alguna de estas duraciones, puesto que la normativa nos remite a éste.

Según el artículo 2 de la Ley 3/2012, hay determinadas situaciones del trabajador que interrumpen el cómputo de duración del contrato.

Vemos algunas de las situaciones más habituales a continuación:

contrato de formacion blog

¿Qué situaciones interrumpen la duración del contrato de formación?

Según la Ley 3/2012, se interrumpirá el cómputo cuando se dé alguna de las siguientes situaciones:

  • Incapacidad temporal.
  • Riesgo durante el embarazo.
  • Baja por maternidad o paternidad, adopción o acogimiento.
  • Riesgo durante la lactancia.
  • ERTE o Expediente de Regulación Temporal de Empleo.

Muy importante: durante cualquiera de estas situaciones se debe paralizar también la formación.

Puedes ampliar información sobre las bajas en contratos de formación en estos artículos:

¿Cómo se tramita la baja por maternidad del contrato de formación?

Cómo proceder ante la baja IT de un contrato de formación

¿Qué ocurre si se interrumpe el cómputo del contrato de formación?

Si se interrumpe su cómputo por alguna de las anteriores circunstancias, durante ese periodo, se interrumpe el contrato y ese margen temporal se deberá añadir posteriormente, al reanudarse el contrato y la formación.

Si tu trabajador/a se encuentra en alguna de ellas, debes contactar con nosotros inmediatamente para suspender la formación.

Durante el tiempo en el que se interrumpe el cómputo del contrato de formación no se facturará y tampoco se puede bonificar el importe de la formación o aplicar la bonificación por tutorización.

Una vez que se reincorpore, es imprescindible que nos informes de nuevo, para que tus trabajadores vuelvan a recibir nuevamente la formación inherente a su contrato.

Además, te asesoraremos y ayudaremos con los cambios que se puedan producir en la duración del contrato y bonificaciones.

¿Qué ocurre con la duración del contrato de formación si estoy aplicando un ERTE a mi plantilla?

Si vas a aplicar un ERTE, también se puede incluir a un trabajador con contrato de formación.

Según el artículo 5 del Real Decreto Ley 9/2020, la suspensión de los contratos formativos por ERTES de Fuerza Mayor o ETOP (artículo 22 y 23 del RD Ley 8/2020) supondrá la interrupción del cómputo y duración de estos contratos.

Es decir, ese periodo deberá añadirse también posteriormente al contrato para recuperarlo.

Te recomendamos leer nuestro artículo ¿Qué sucede con mis contratos de formación durante un ERTE? donde podrás ver las diferentes situaciones que se pueden dar con un contrato de formación incluido en ERTE.

¿Qué situaciones que NO interrumpen el cómputo del contrato de formación?

Existen otro tipo de circunstancias que no interrumpen el cómputo del contrato de formaciónno suponiendo una ampliación del contrato.

Destacar que, al no haber formación en ese periodo, no procede aplicar bonificación por esos días.

Es necesario informar al centro de formación para que se indique esa incidencia y no se facture la formación durante ese margen temporal.

Estas son algunas de las circunstancias más habituales:

  • Huelgas y paros parciales
  • Permisos retribuidos
  • Asuntos propios
  • Licencias no retribuidas
  • Sanción de empleo y sueldo.
Curso de contratos, nóminas y seguros sociales

Estos son algunos de los últimos artículos de nuestro blog:

Ir al contenido