fbpx
Obligaciones fiscales del mes de Octubre que debes recordar

Obligaciones fiscales del mes de Octubre que debes recordar

En este artículo te resumimos todas las obligaciones fiscales del mes de Octubre que debes recordar.  Te indicamos cuáles son y los plazos máximos para su presentación:

 

Impuestos que se presentan hasta el 21 de Octubre

Las empresas tienen hasta esa fecha para presentar varios impuestos de gran importancia, entre ellos destacan los relativos a Retenciones e ingresos a cuenta:

  • Modelo 111. Se debe incluir los rendimientos del trabajo y actividades económicas, premios, ganancias patrimoniales y las imputaciones de Renta. Si eres autónomo y descuentas la cuantía de las rentas por rendimientos de trabajadores o profesionales, también tendrás que presentar este modelo.
  • Modelo 115. Para las Rentas o rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos. Si realizas tu actividad en un local alquilado también tendrás que declarar mediante este modelo las retenciones que hayas practicado.

Estos son los más habituales, pero existen otros modelos para Retenciones e ingresos a cuenta que también son obligatorios para situaciones con peculiaridades (no residentes, rendimientos del capital mobiliario, etc): Modelo 117, 123, 124, 126, 128, 216 y 230.

En ese plazo también se presentan los pagos fraccionados de la Renta correspondientes al tercer trimestre de 2019:

  • Modelo 130. Para las empresas que usen el método de estimación directa.
  • Modelo 131, para aquellas que aplican estimación objetiva (módulos).

Estos modelos suelen traer de cabeza sobre todo a los autónomos, ya que es una de sus principales obligaciones para este mes.

A estas gestiones, se suma la liquidación del IVA trimestral y del mes de septiembre:

  • Modelo 303: para la autoliquidación del IVA del tercer trimestre de 2019.

Si vendes a través de comercio electrónico a particulares fuera de España, tendrás que presentar el modelo 368.

Algunas situaciones específicas deben utilizar otros modelos oficiales de AEAT para liquidar el tercer trimestre de IVA y el mes de septiembre de 2019.

Hasta el 21 de octubre se presentan también una serie de impuestos especiales, que corresponden a empresas que se dedican a la fabricación, y a aquellas sujetas a impuestos sobre las primas de seguros, electricidad o impuestos medioambientales.

 

Impuestos que se presentan hasta el 30 de Octubre

Hasta el 30 de septiembre se presenta la Autoliquidación del IVA mensual del septiembre de 2019. Modelo 303. Y también aquellos para los grupos de entidades (Modelos 322 y 353).

Puedes ampliar información sobre todos los modelos que se presentan este mes y acceder a todos los manuales de AEAT haciendo clic aquí.

Este mes es sin duda uno de los más ajetreados del año para autónomos, empresas y despachos profesionales, por la gran carga de trabajo que supone la presentación de todos estos impuestos ante el fisco.

¿Cómo lleváis vuestras declaraciones de impuestos? Nos encantará leer tus aportaciones. Déjanos tu comentario más abajo. ¡Gracias!

 

Más noticias que te pueden interesar:

Inspección enviará masivamente cartas a las empresas con contratos temporales

Se puede perdonar el 70% de la deuda del autónomo con AEAT tras esta sentencia

Llega el fin de los CCC específicos, TGSS los unifica

Inspección avisa: va a exigir el registro de jornada a todas las empresas

Notificación oficial: usar el Certificado Digital de un tercero es ilegal

 

Fuente: AEAT

Obligaciones fiscales para tu empresa en el mes de julio de 2018

Obligaciones fiscales para tu empresa en el mes de julio de 2018

Comienza uno de los meses más importantes para cualquier autónomo o empresa, en el que hay que presentar diferentes impuestos. Te informamos sobre cuáles las obligaciones fiscales para tu empresa en el mes de julio de 2018.

Lo más importante: tomar nota de todos los plazos de presentación para que no se te pase ninguno.

En unos días hay que comenzar a preparar el cierre del segundo trimestre fiscal, que corresponde a la presentación del mes de julio. Y además, presentar algunos anuales. A continuación te ofrecemos un resumen de los más importantes:

Autoliquidación del IVA. Modelo 303

En julio se deben presentar los datos correspondientes al segundo trimestre del IVA, mediante el modelo 303.

Deben realizarlo todas las empresas y autónomos para informar sobre el IVA de todas las operaciones que hayan realizado durante los tres meses previos, tanto del IVA repercutido, como del IVA soportado.

El plazo de presentación va desde el día 1 hasta el 20 de julio.

Retenciones e ingresos a cuenta del IRPF. Modelo 111

Se trata de un modelo que se presenta de forma trimestral. El plazo de presentación comienza el día 1 y finaliza el día 20 de julio.

El modelo 111 deben presentarlo todos los autónomos y empresas que hayan emitido o recibido facturas con retención y empresas con trabajadores en plantilla. Sirve para informar sobre el conjunto de retenciones realizadas.

Retenciones e ingresos a cuentas de rentas o rendimientos procedentes del arrendamiento o subarrendamiento de inmuebles urbanos. Modelo 115

Es otro modelo que debes presentar de forma trimestral para declarar las retenciones aplicadas por el alquiler de inmuebles que haya hecho tu empresa para desarrollar su actividad.

El plazo para presentar el modelo 115 también comienza el día 1 de julio y finaliza el día 20 del mismo mes.

Autoliquidación de pagos fraccionados a cuenta del IRPF. Modelo 130

Se trata de otro modelo trimestral, que deben presentar los autónomos, para declarar los anticipos que se realizan a cuenta de la declaración anual del IRPF en relación a los beneficios obtenidos por su actividad.

El modelo 130 es para aquellos que se rigen por la estimación simplificada. Ojo, si tributas por módulos (estimación objetiva), deberás presentar otro diferente, el modelo 131.

El plazo de presentación tanto para el modelo de estimación directa, como el de estimación objetiva, comienza el mismo día 1 y finaliza el día 20 de julio.

Impuesto de sociedades. Modelo 200

El modelo 200 es una declaración anual que tienes que presentar si eres una empresa o sociedad con personalidad jurídica cuyo periodo impositivo coincida con el año natural. Se trata de un impuesto que se aplica en relación al resultado anual que haya obtenido la empresa.

El plazo de presentación va desde el 1 hasta el 25 de julio.

 

El mes de julio es el mes de presentar además muchos impuestos más específicos, te recomendamos consultar el calendario completo del contribuyente aquí, por si acaso tu empresa debe presentar algún modelo adicional.

Julio es un mes bastante intenso, por lo que hacer una previsión de todos los impuestos que tienes que presentar y comenzar a preparar todo ya puede ayudarte a gestionarlo de forma más llevadera. ¡Mucho ánimo!

 

Más artículos que te pueden interesar de nuestro blog:

TGSS avisa, las cuentas de cotización se unificarán antes de octubre de 2018

¿Necesitas actualizar la protección de datos de tu empresa? Apúntate a este curso

Novedades en SII aplicables desde julio de 2017, evita sanciones

6 hábitos que debes cambiar tras la nueva Ley de Protección de Datos

Sanciones de 3000 euros por no hacer el alta previa de los autónomos.

¿Hasta qué hora puede trabajar un trabajador con un contrato de formación?

 

Fuente: AEAT.

Cómo evitar notificaciones electrónicas en verano

Cómo evitar notificaciones electrónicas en verano

El mes de Julio se presenta siempre con mucho trabajo, es un mes en el que hay que presentar muchos impuestos. Tras todas las gestiones, es probable que lleguen notificaciones por parte de la Administración. Pero, ¿cómo evitar notificaciones electrónicas en verano?

Como ya sabrás, la Agencia Tributaria tiene un servicio en internet a través del cual envían a los usuarios las notificaciones de forma electrónica. Esto se hace a través del buzón electrónico o Dirección Electrónica Habilitada, conocido como DEH.

Para el uso de estos servicios es imprescindible disponer de un DNI o Certificado Electrónico.

En el caso de que la notificación sea obligatoria, Hacienda podrá asignar de oficio una dirección electrónica habilitada para cumplir con esta obligación.

¿Qué usuarios reciben notificaciones electrónicas consideradas obligatorias por la AEAT? 

  • Sociedades anónimas y de responsabilidad limitada.
  • Usuarios inscritos en el Registro de Devolución Mensual de IVA.
  • Personas jurídicas y entidades sin personalidad jurídica que no tengan nacionalidad española.
  • Usuarios que tributen en el Régimen Especial del Grupo de Entidades del IVA.
  • Usuarios que tributen en el Régimen de Consolidación Fiscal del Impuesto de Sociedades.
  • Uniones temporales de empresas.
  • Contribuyentes del Registro de Grandes Empresas.
  • Usuarios que presenten declaraciones aduaneras por EDI.
  • Otros, como agrupaciones de interés económico, o fondos de capital o inversiones diversos, así como fondos de pensiones.

Las notificaciones electrónicas se entienden como realizadas tras 10 días naturales desde la fecha en que llega la notificación al buzón. Por ello, es recomendable acceder al menos cada 10 días al buzón de notificaciones. La no visualización de la notificación, no te exime de las consecuencias que pudieran derivarse tras la notificación.

Pero, ¿qué ocurre si me voy de vacaciones? ¿Cómo puedo evitar notificaciones en mi ausencia y posibles disgustos?

Para evitar estas situaciones, tienes una opción muy interesante en la Sede Electrónica de la AEAT: la Configuración de los días de cortesía.

 

¿Qué son los días de cortesía?

Así es como denomina la Agencia Tributaria al periodo de 30 días naturales que ofrece a los usuarios, durante el cuál no podrán recibir notificaciones en la dirección electrónica, derecho recogido en la Orden EHA/3552/2011, de 19 de diciembre.

Pero ojo, para poder disfrutar de estos días sin notificaciones, es necesario configurar previamente tu buzón electrónico.

 

¿Cómo puedo configurar los días de cortesía para evitar notificaciones en verano?

Si te vas a ir de vacaciones en agosto, y deseas marcar esa fecha como días de cortesía, deberás acceder a tu buzón electrónico y configurarlo para no recibir notificaciones durante los días que estés ausente. Esta solicitud tendrás que realizarla, al menos, 7 días antes antes de la fecha en que no deseas seguir recibiéndolas.

  1. Para configurar los días de cortesía deberás acceder a la Sede Electrónica (por supuesto, deberás estar inscrito previamente en el DEH).
  2. Accede a la sección «Mis Notificaciones», que encontrarás en la parte superior derecha.
  3. A continuación, haz clic en la opción «Solicitud de días en los que no se pondrán notificaciones en Dirección Electrónica Habilitada» (opción que podrás ver en la imagen que acompaña a este artículo). Te pedirá que introduzcas tu Certificado Digital.
  4. Una vez dentro, podrás indicar en un calendario los días en que no te viene bien recibir notificaciones. Te aparecerá un contador de días, para que sepas cuantos días estás marcando y no superes el límite.
  5. Disfrutar de esas merecidas vacaciones y a desconectar de todo 🙂

Si te vas menos de los 30 días, puedes marcar el intervalo que te interese ahora. Debes saber que no es obligatorio coger los 30 días seguidos, podrás usar los días restantes para otro periodo que te pueda interesar dentro del año natural.

Esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda, y aprovechamos para desearte un feliz verano.

 

 

Más artículos que pueden interesarte:

Así quedan las nóminas tras el incremento de SMI en 2019

Estas son las bonificaciones vigentes para la contratación tras la derogación de las ayudas

Estas son las claves para beneficiarte del nuevo cheque guardería

¿Ya puede el autónomo realizar formación bonificada?

¿Cómo es la cotización de las prácticas no laborales en 2019?

 

Fuente: AEAT

Nuevas limitaciones en las deducciones del Impuesto de Sociedades

El pasado 27 de noviembre, Hacienda dispuso bajo la Ley 27/2014 del Impuesto sobre Sociedades un nuevo marco impositivo para la regulación de dicho impuesto y en la revisión general del tributo se ha resuelto el conflicto existente en la partida de gastos que son deducibles como intereses de demora.

Se aprueba para ello la Resolución de 4 de abril de 2016, de la Dirección General de Tributos, en relación con la deducibilidad de los intereses de demora tributarios, en aplicación de la Ley 27/2014, de 27 de noviembre, del Impuesto sobre Sociedades.

Cabe destacar que, si bien la Ley del Impuesto de Sociedades respeta todos los gastos deducibles anteriores a la presente revisión, esta nos ha dejado una novedad importante dentro del artículo 15 de la Ley del Impuesto de Sociedades en la que se establecen algunos gastos adicionales que no serán deducibles para el presente año. Estos son:

  • Retribución correspondiente a valores representativos del capital o retribución de los fondos propios de entidades que generen un gasto.
  • Retribución correspondiente a préstamos participativos otorgados entre entidades del mismo grupo mercantil.
  • Gastos correspondientes a la atención prestada tanto a clientes como proveedores por el importe que exceda del 1% del importe neto de la cifra de negocios. Quedan excluidos los realizados para promocionar, directa o indirectamente, la venta de bienes y prestación de servicios, ni los correlacionados con los ingresos.
  • Gastos de actuaciones contrarias al ordenamiento jurídico. Se entienden actuaciones contrarias al ordenamiento jurídicos algunas castigadas y perseguidas penalmente como son los sobornos.
  • Gastos realizados en operaciones con personas o entidades vinculadas que dan lugar a un híbrido tributario.
  • Multas y sanciones penales y administrativas. Tampoco los recargos del periodo ejecutivo y el recargo por declaración extemporánea.
  • Donativos y liberalidades.
  • Gastos de contabilización del Impuesto de Sociedades.

Recordamos el resto de artículos que rigen la Ley del Impuesto de Sociedades y que es de interés para el contribuyente.

  • Art. 4. Define el hecho imponible del impuesto y que es la constitución de renta obtenida por el contribuyente.
  • Art. 10.3. Establece que en el método de estimación directa, la base imponible se calculará el resultado contable determinado de acuerdo con las normas previstas en el Código de Comercio, en las leyes relativas a dicha determinación y en las disposiciones que se dicten en desarrollo de las citadas normas.
  • Cabe destacar el objeto de deducción por interés de demora teniendo en cuenta que éste es el derivado del retraso en el pago de una deuda desde la fecha en la que vence y teniendo, tras su origen y vencimiento, una cuantía de carácter compensatoria por la dilatación en el pago de la deuda.

Otras particularidades que recoge la Resolución de 4 de abril de 2016 son:

  • Un límite de deducción del 30% sobre el beneficio operativo del ejercicio para los gastos financieros netos.
  • Un límite a la deducción impuesta por el artículo 16 de la LIS respecto de los gastos registrados en el ejercicio en la cuenta de pérdidas y ganancias.
  • Deberá tenerse en cuenta la norma específica de imputación temporal prevista en el artículo 11.3 de la LIS en relación con los intereses de demora.

Por último, la Administración Tributaria satisfará los intereses de demora que tengan la consideración de ingresos financieros y los integrará en la base imposible del Impuesto de Sociedades.

Adjuntamos, para que podáis profundizar en la información, los dos informes aclaratorios sobre la deducibilidad del Impuesto de Sociedades para los diferentes casos:

Fuente de la noticia: BOE 

Ir al contenido