fbpx

Ya te adelantábamos hace meses un cambio normativo que ampliaba el número de empresas obligadas a realizar un registro salarial y un plan de igualdad, tras el Real Decreto Ley 6/2019. Pero, ¿cómo hacer un plan de igualdad en tu empresa? Estos son los pasos a seguir:

 

¿Qué empresas están obligadas a elaborar un plan de igualdad?

El artículo 1 de dicha norma modificó la Ley Orgánica 3/2007, ampliando el número de empresas obligadas a elaborar y aplicar un plan de igualdad.

Según se establece, todas las empresas con 50 o más trabajadores tendrán que disponer de éste.

Ahora bien, la entrada en vigor de esta obligación varia en función del volumen de plantilla, de forma que se respete un periodo de adaptación para las empresas:

  • Entre 50 y 100 trabajadores: 7 de marzo de 2022.
  • Más de 100 y hasta 150 trabajadores: 7 de marzo de 2021.
  • Más de 150 y hasta 250 trabajadores: 7 de marzo de 2020.

Por tanto, las primeras afectadas serán las empresas que tengan entre 150 y 250 trabajadores, que deberán contar con un plan de igualdad a partir del 7 de marzo de 2020.

 

Curso de Igualdad de Género y Oportunidades

 

Recordamos que las empresas con más de 250 trabajadores ya estaban obligadas a desarrollar un plan de igualdad con anterioridad.

Las empresas con menos de 50 trabajadores no están obligadas por el momento.

Pero ojo, si tu plantilla alcanza alguna de las anteriores cifras, aunque sólo sea temporalmente por motivos estacionales, podría verse afectada más adelante. En estos casos convendría ir adaptándose.

Las sanciones por no disponer de un plan de igualdad pueden oscilar entre los 600 y 187.515 euros, en función de la gravedad de los hechos.

 

¿Cómo elaborar el plan de igualdad de tu empresa? Pasos a seguir

El plan de igualdad deberá contener un conjunto de medidas dirigidas a reducir las desigualdades entre los hombres y mujeres de tu plantilla.

Previamente a su elaboración hay aspectos previos importantes que también se deben incluir en el proceso. 

Vamos los diferentes pasos a seguir a continuación:

 

1. Crear una Comisión de Igualdad

Antes que nada, se debería crear una Comisión negociadora que estará presente durante el proceso de diagnóstico, como de creación e implementación del plan.

En coordinación con el Representante Legal de los Trabajadores, se elaborará un diagnóstico previo, que debe contener una serie de datos que veremos a continuación, y que la empresa está obligada a facilitar.

Un consejo: recoger todas las actas de las diferentes reuniones que se celebren en el marco del plan de igualdad.

 

2. Diagnóstico previo del Plan de Igualdad

La norma no entra a especificar cómo debe hacerse, pero sí que nos indica que el contenido del diagnóstico incluirá la siguiente información de la empresa:

  • Proceso de selección y contratación.
  • Clasificación profesional de la plantilla.
  • Formación que se facilita a los trabajadores.
  • Promoción del personal en el seno de la empresa.
  • Condiciones de trabajo, entre las que se deberá incluir una auditoría salarial entre hombres y mujeres.
  • Ejercicio corresponsable de los derechos de vida familiar y laboral.
  • Infra-representación femenina, en caso de que exista.
  • Retribuciones diferenciadas por el género.
  • Prevención del acoso sexual y por razón de sexo.

 

3. Elaboración del Plan de Igualdad

En base a los resultados obtenidos en la fase de diagnóstico previo, se creará el plan de igualdad.

Este tendrá en cuenta las anteriores áreas de estudio y contendrá diferentes medidas que contribuyan a mejorar las situaciones de desigualdad.

Se deberían determinar los objetivos a alcanzar para cada una de esas medidas, su desarrollo y planificación.

Esos objetivos deberán ser cuantificables o medibles, ya que la normativa establece que sean evaluables.

 

4. Implementación del plan de igualdad

Según han indicado desde Inspección en diferentes ponencias, no basta con elaborar el plan de igualdad, este deberá ser implementado.

Cada medida debería contener unas directrices para su implementación, que faciliten este proceso.

Además, hay que tener en cuenta que posteriormente deberá evaluarse el grado de consecución de cada objetivo, por lo que sería conveniente que exista una Comisión para su seguimiento.

 

5. Registro del Plan de Igualdad

En el mismo RDL se crea un Registro de Planes de Igualdad de las empresas, como parte de los Registros de convenios y acuerdos colectivos, que dependerá de la autoridad competente en materia laboral de las Comunidades Autónomas o Trabajo. Tu empresa deberá inscribir el plan de igualdad en dicho registro.

En la norma se prevé que una normativa posterior desarrolle todos los aspectos sobre el contenido del Plan de Igualdad y el Registro de estos. Pero todavía no existe dicho desarrollo.

 

Además del plan de igualdad, cuando la empresa tengas más de 50 trabajadores, deberá realizar un registro salarial de su empresa. Vemos a continuación en qué consiste:

 

¿En qué consiste el registro salarial?

En el Real Decreto Ley modificó el artículo 28 del Estatuto de los Trabajadores, estableciendo la obligación de remunerar la prestación de un trabajo sin que exista discriminación por razón de sexo en alguno de los elementos o condiciones.

Se entenderá que el trabajo tendrá igual valor cuando «la naturaleza de las funciones o tareas efectivamente encomendadas, las condiciones educativas, profesionales o de formación exigidas para su ejercicio, los factores estrictamente relacionados con su desempeño y las condiciones laborales en las que dichas actividades se lleven a cabo en realidad sean equivalentes».

En el mismo artículo se introducía una nueva obligación para las empresas: realizar un registro salarial.

¿Cómo debe realizarse el registro salarial? Según el texto, el empresario deberá realizar un registro con los valores medios de salarios, complementos salariales y extra-salariales.

El registro contendrá los salarios divididos por grupos profesionales, categorías profesionales o puestos de trabajo de igual valor. Y deberá dividirse por sexo, para que se pueda valorar si existe brecha salarial.

Igualmente se indica que, cuando una empresa tenga al menos 50 trabajadores, y el promedio de retribuciones de los trabajadores de un sexo sea superior al otro en un 25% o más (tomando como referencia la media de los salarios), se tendrá que incluir una justificación para dicha diferencia, que no responda a motivos relacionados con el sexo de los trabajadores.

Este registro deberá estar a disposición de los trabajadores, y podrá ser solicitado a través del Representante Legal de los Trabajadores. Y es recomendable que forme parte también del Plan de Igualdad.

Ir al contenido