fbpx

El Tribunal de Justicia de la UE (TJUE) dictamina tras una sentencia que España no se ajusta a la normativa de la Unión al excluir del paro a las empleadas del hogar.

Esta sentencia defiende el derecho a paro de las empleadas de hogar y considera que se trata de una exclusión indirecta por razón de sexo.

Así, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Vigo ha aplicado esta decisión del Tribunal de Justicia de la UE y ha reconocido el derecho a paro de una empleada del hogar.

De esta manera, el Gobierno español se encuentra en la obligación de ratificar el Convenio 189 de la OIT. 

Te contamos todos los detalles a continuación.

 

El TJUE afirma que las empleadas de hogar tienen derecho a paro

El Tribunal de Justicia de la UE señala a España y declara improcedente que las empleadas de hogar no tengan derecho a paro.

Destaca que el 95% de las empleadas de hogar son mujeres por lo que se estaría vulnerando el derecho a percibir una prestación de este colectivo, una vez son despedidas.

Desde el TJUE recuerdan que se estaría constituyendo en una discriminación directa por razón de sexo a las prestaciones de la Seguridad Social.

Contrato de formación en alternancia blog

Una sentencia recoge por primera vez el derecho a paro de las empleadas de hogar

Una trabajadora de hogar solicitó en el año 2019 cotizar por desempleo, pero la Seguridad Social rechazó su petición afirmando que la legislación no contemplaba ese derecho y, por tanto, no podía disfrutar de la prestación.

La trabajadora interpuso un recurso ante el Juzgado de lo Contencioso Administrativo nº2 de Vigo, alegando encontrarse en una situación de desamparo al no poder percibir su cotización por desempleo una vez despedida, y se pidió la interpretación del TJUE.

EL TJUE resolvió que la legislación española estaría discriminando a las trabajadoras del hogar. 

Así, el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 2 de Vigo ha reconocido por primera vez en una sentencia el derecho de una empleada de hogar a recibir la prestación por desempleo.

El juez rechaza los motivos que alegan desde TGSS y destaca la importancia de hacer cambios en la legislación española para que las empleadas del hogar puedan cotizar y obtener la ayuda por desempleo.

La normativa española no debería de excluir de las prestaciones de desempleo a las empleadas de hogar. Esto supone un trato discriminatorio y contrario al derecho comunitario.

En los datos estadísticos aportados por la trabajadora del hogar queda en evidencia que la especialidad del régimen laboral de empleadas del hogar comprende a mujeres en porcentajes que casi alcanzan al 100% de los afiliados. 

Esto supone un enorme desequilibrio entre las trabajadoras del hogar y otro tipo de trabajadores.

Además, el hecho de que para que una trabajadora del hogar pueda tener acceso a determinadas ayudas sociales haya tenido que agotar la prestación por desempleo supone otra desigualdad de trato.

Si nunca han podido percibirla no podrían acceder a ayudas sociales.

Aún así, la estimación del recurso es parcial ya que no admite que el derecho a la prestación por desempleo tenga carácter retroactivo.

El TJUE considera que la normativa española es discriminatoria, ya que las empleadas de hogar una vez que son despedidas quedan desamparadas ante la ley.

No pueden acceder a la prestación por desempleo ni a ningún tipo de ayuda, situación totalmente opuesta al derecho europeo.

El TJUE sentencia que esta situación no debería permitirse ya que se estaría vulnerando el derecho de este colectivo a percibir sus prestaciones por desempleo y afirma que no hay justificación para ello.

Sentencia que todos los trabajadores por cuenta ajena que estén inscritos en el Régimen de la Seguridad Social tienen derecho a percibir las prestaciones de desempleo, incluyendo por supuesto a las empleadas de hogar.

 

El Gobierno debe regularizar la situación de las empleadas de hogar

En el año 2012 se aprobó en España el régimen actual de empleadas de hogar posibilitando a las mismas el acceso al Régimen General.

Las empleadas de hogar comenzaron a cotizar desde la primera hora trabajada y podían darse de baja en caso de enfermedad.

Sin embargo, no se regularizó su situación de derecho a paro tras finalizar su contrato.

Actualmente, tal y como se informa desde el SEPE, las empleadas de hogar no tienen derecho a la prestación por desempleo.

Únicamente podrían percibir su prestación si en los 6 años anteriores a su alta en la Seguridad Social hubiesen cotizado al menos 360 días en el Régimen General o en otro Régimen de Seguridad Social.

El Gobierno español ya se ha comprometido a ratificar el Convenio 189 de la Organización Internacional de Trabajo sobre trabajadoras y trabajadores domésticos para regularizar el acceso a la prestación por desempleo.

El Consejo de Ministros ha aprobado remitir al Congreso de los Diputados la ratificación del convenio 189 de la OIT y avanzan que muy pronto se regularizará la situación. 

Recordemos que uno de los colectivos más afectados durante la pandemia han sido las empleadas de hogar ya que no podían acceder a las mismas prestaciones que otros trabajadores.

Tras esta sentencia, habrá que esperar para conocer qué sucede con la situación de las empleadas del hogar.

Estaremos pendientes de lo que diga el Gobierno para ofrecerte la información más actualizada posible.

¿Qué piensas sobre esta situación que viven las empleadas del hogar? No olvides dejar más abajo tus comentarios, ¡nos encanta leerte!

Contrato de formación en alternancia blog
Ir al contenido