fbpx

Ayer conocimos los datos que nos aportó el Ministerio de Empleo sobre los movimientos del mercado laboral en el primer trimestre del año.

Como estaba previsto la tasa de paro, un año más, cayó para la temporada de Semana Santa. En este caso, las cifras de paro bajaron en 58.216 personas lo que nos deja una cifra de parados total de 4.094.770 personas en estos primeros meses del año. La tasa de afiliación a la seguridad social ganó 138.086 personas  y ya contamos con más de 17.300.000 afiliados en estos tres primeros meses de 2016.

Algunos datos interesantes que pudimos extraer de los datos oficiales del Ministerio de Empleo y Seguridad Social fueron los siguientes:

Caída del paro entre los jóvenes menores de 25 años.

El Ministerio de Empleo ha hecho un gran incidencia en la caída del paro de los jóvenes menores de 25 años. El número de parados para esta edad se ha reducido en 43.416 personas favorecido especialmente para los oficios en la Hostelería y los servicios auxiliares administrativos, dos de las ocupaciones que se han visto reforzadas por los contratos para la formación y el aprendizaje y ayudas a la contratación de las diferentes Comunidades Autónomas. Contrataciones que, eran altamente estacionales en años anteriores y que contaban con una duración de menos de tres meses dados los picos productivos en estos sectores.

En este aspecto cabe subrayar, en términos de desestacionalización, que el paro se redujo en 59.161 personas.

Disminuye también el número de ‘falsos autónomos’.

El Ministerio de Empleo ha detectado cómo en lo que va del año crece con gran intensidad la afiliación a la Seguridad Social de trabajadores asalariados en las diferentes modalidades de contrato y se ralentiza la creación de puestos de trabajo entre los autónomos. Este dato aunque en principio pudiera resultar negativo no lo es y viene apoyado en las ayudas a la contratación y los contratos que ofrecen ventajas fiscales instaurados desde hace unos años y que articula el SEPE. Una de las tendencias más castigadas entre las empresas de los últimos años ha sido la de contratar ‘falsos autónomos’ con el fin de ahorrarse el pago de las cotizaciones a la Seguridad Social. Este comportamiento era extendido por ejemplo, en el caso de repartidores o dependientes de comercio menores de 30 años que afrontaban su primer empleo bajo cualquier condición laboral. En este aspecto, cabe destacar el gran papel que el contrato en formación y las ayudas a la contratación, instaurados por el SEPE, han desempeñado en los últimos meses del año en la lucha contra la precariedad laboral. 

Aunque la afiliación de los autónomos en el primer trimestre del año sólo haya crecido un 1,1% creemos que, esta tendencia, nos permite vislumbrar un marco laboral mucho más realista que en años anteriores.

Crece el empleo en todas las Comunidades salvo Ceuta.

Todas las Comunidades Autónomas han sabido incrementar el número de afiliados a la Seguridad Social, salvo Ceuta. Cabe destacar que, Cataluña, Baleares y Andalucía se sitúan a la cabeza del empleo en España. La Región de Murcia, por otro lado, es la Comunidad Autónoma que menos empleo ha generado con tan sólo 4.804 nuevos afiliados.

Seguiremos muy de cerca la evolución del mercado laboral para los próximos meses aunque se prevé, como cada año, una nueva mejora de la empleabilidad de cara al verano. Esperamos que sigan aumentando las contrataciones, en especial, las que sean capaces de romper la estacionalidad y mejoren la estabilidad de los trabajadores bajo modalidades de contratos adaptados que eviten la precariedad.

Ir al contenido