fbpx

La digitalización cada está más consolidada en el ámbito empresarial.

Son muchas las actividades diarias que se han renovado para agilizar los procesos y el ritmo de trabajo y se espera que en los próximos años continúe este sistema de modernización.

Para acelerar la innovación empresarial, la facturación electrónica será obligatoria a partir de verano.

Así lo determina el Anteproyecto de Ley de Creación y Crecimiento de Empresas.

Te contamos todos los detalles, a continuación.

 

Los autónomos deberán facturar de forma electrónica obligatoriamente a partir de verano

El 30 de noviembre de 2021, el Consejo de Ministros aprobó el Anteproyecto de Ley de Creación y Crecimiento de Empresas que incluye la obligación de usar la facturación electrónica para autónomos y empresas.

Esta futura normativa viene a modificar el artículo 112 de la Ley 56/2007, de 28 de diciembre, de Medidas de Impulso de la Sociedad de la Información.

El Anteproyecto de Ley de Creación y Crecimiento de Empresa introduce un nuevo artículo 1 bis:

“Todas las empresas y autónomos deberán expedir y remitir facturas electrónicas en sus relaciones comerciales con otras empresas y autónomos”.

Esta norma forma parte del Plan de Recuperación y Resiliencia y tiene como fin impulsar la digitalización e innovación en pymes y autónomos.

Te ayudamos a solicitar tu Kit Digital

¿Cuándo tendrán los autónomos que utilizar facturas electrónicas?

Hasta ahora la facturación electrónica únicamente era obligatoria cuando el destinatario fuese una Administración Pública, para el resto de gestiones se podía utilizar el sistema tradicional de facturación en papel.

De hecho, solo un 15% de los autónomos usa la factura electrónica.

Para mejorar la competitividad empresarial, promover la digitalización y acabar con la morosidad, el Gobierno pretende imponer como media obligatoria el uso de facturas electrónicas a partir del verano.

Una vez que se publique en el BOE la nueva normativa, las empresas que facturen más de 8 millones de euros al año tendrán 12 meses para adaptarse a esta nueva obligación.

El resto de pymes y autónomos, con facturación anual menor, tendrán 3 años para adquirir los programas y herramientas necesarias para cumplir con su obligación de facturar de forma electrónica.

 

Así tendrán las empresas y autónomos que facturar electrónicamente

Las pymes, empresas y autónomos tendrán que olvidarse del uso de papel y digitalizar todas sus facturas.

Para ello, deberán formar a sus trabajadores para que aprendan a usar los programas de factura electrónica.

Además, deberán facilitar a los destinatarios la visualización de las facturas de forma gratuita y sin necesidad de imprimirlas.

Y tendrán que permitir a sus clientes acceder a sus facturas electrónicas durante, al menos, los últimos 4 años.

 

Ventajas de la factura electrónica

La principal ventaja de la facturación electrónica es que permitirá a los autónomos luchar contra la morosidad.

Podrán llevar un control de los pagos pendientes, es decir, la factura electrónica sirve para facilitar el acceso a la información sobre los plazos de pago entre empresas.

Además, usando la facturación electrónica se reduce el uso de papel en las oficinas y se mantienen las facturas guardadas de forma mucho más segura.

Otra ventaja es que se ahorra espacio en la oficina y se reduce el impacto medioambiental.

También se promueve la digitalización en las relaciones empresariales y se minimizan los costes de transacciones.

 

El Kit Digital y la facturación electrónica

Para facilitar la adquisición de programas de facturación electrónica, el Gobierno ha impulsado el programa Kit Digital.

Este programa tiene como fin apoyar a las pymes y autónomos a través de subvenciones para fomentar la digitalización en sus procesos de trabajo.

Para acceder al Bono del Kit Digital las empresas tienen que realizar un test de autodiagnóstico para conocer su nivel de madurez e identificar sus necesidades de digitalización.

Una de estas necesidades podría ser la adopción de la factura electrónica en la empresa.

 

Estas serán las sanciones por no disponer de programas de facturación electrónica

Las empresas y autónomos que no dispongan de programas de facturación electrónica estarían constituyendo una infracción administrativa.

Esta infracción podría ser sancionada con una multa de hasta 10.000 euros.

La cuantía de las sanciones se aplicaría dependiendo del número de personas afectadas por la infracción o la continuidad o persistencia de dicha conducta infractora.

Corresponderá a la persona titular de la Secretaria de Estado de Digitalización en Inteligencia Artificial imponer la sanción.

Si eres una pyme o un autónomo y deseas beneficiarte del Kit Digital para instaurar en tu empresa la facturación electrónica y evitar sanciones, nosotros te ayudamos.

Dese Grupo2000 realizamos por ti los trámites para solicitar tu Kit Digital o Bono Digital por tan solo 180€ + IVA.

Te recordamos que el Kit Digital permite mejorar muchos aspectos de tu empresa, entre los que destaca también la gestión de procesos.

Recordarte que si incluyes el software de firma electrónica Firmafy entre los servicios solicitados con tu Bono Digital, este trámite lo gestionaríamos sin coste para ti.

¿Has usado alguna vez programas de factura electrónica? ¿Te gustaría beneficiarte del Kit Digital para digitalizar tus procesos de trabajo?

Déjanos más abajo tus comentarios, ¡nos encanta leerte!

Te ayudamos a solicitar tu Kit Digital
Ir al contenido