fbpx

Los contratos por obra o servicio suponen un 43% de los contratos generados cada mes en el territorio nacional, un alto porcentaje que parece ir en alza.

Para detener esta tendencia, el Ministerio de Trabajo propone su prohibición para fomentar la creación de empleos indefinidos.

Los contratos por obra o servicio se eliminarán en tres años tras su prohibición. De esta manera, una vez que transcurran los tres años las empresas no podrán firmar este tipo de contratos con ningún trabajador.

El Gobierno plantea eliminar el contrato por obra o servicio y prohibir la firma de contratos temporales para cubrir picos de mayor actividad siempre que el aumento de tareas tenga relación con la actividad normal de la empresa.

Cursos para ERTES

¿Qué es un contrato por obra o servicio?

El contrato por obra o servicio es un tipo de contrato celebrado con un trabajador para realizar una obra o un servicio de duración determinada en una empresa.

Este tipo de contrato es muy utilizado en el sector de la limpieza y en el de la construcción.

 

¿Qué duración máxima tienen los contratos por obra o servicio en 2021?

Según la letra a) del apartado 1 del artículo 15 del Texto Refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores, los contratos por obra o servicio se eliminarán en tres años tras su prohibición.

Esto quiere decir que no podrán continuar celebrándose este tipo de contratos una vez pasados tres años desde la prohibición de los mismos.

 

El índice de creación de contratos temporales es muy elevado

La realización de contratos por obra o servicio es una práctica constante y muy utilizada por las empresas.

Según datos del Servicio Público Estatal de Empleo, en el año 2019 más del 85% de los contratos que se firmaron en España fueron por obra o servicio.

En 2020, aunque las empresas recurrieron en un porcentaje menor a la firma de contratos por obra o servicio, se generaron 6,2 millones de contratos de este tipo.

Esta disminución vino motivada por las restricciones impuestas por la pandemia.

Aun así, el número de contratos por obra o servicio alcanzó el 40%, un porcentaje, de nuevo, muy elevado.

La evolución ha continuado su escalada en este 2021. En el primer trimestre de 2021 se firmaron alrededor de 1,5 millones de contratos por obra o servicio, lo que supone también un 40% del total de todos los contratos creados.

A lo largo del año la tendencia ha seguido en alza, inclusive para los trabajadores más jóvenes.

En julio de 2021 encontramos que únicamente el 6% de los contratos firmados a jóvenes menores de 25 años correspondían a contratos indefinidos. Mientras que los contratos generados por obra y servicio alcanzaron un 33,3%.

En el pasado mes de septiembre el número de contratos por obra o servicio ascendió a 1,7 millones.

Además, hay que destacar que la temporalidad de las personas con discapacidad también registra datos muy elevados. En el año 2020, los contratos de temporalidad generados alcanzaron casi un 90%.

De esta manera, vemos cómo la temporalidad tiene una tasa muy alta en España, afectando a casi uno de cada cuatro trabajadores (24,6%).

 

Esta medida pretende eliminar el uso abusivo de los contratos por obra o servicio

El Gobierno, para acabar con la alta temporalidad que afecta a miles de trabajadores en España, ha decidido imponer restricciones ante la celebración de este tipo de contratos.

Como hemos comentado, la propuesta del Gobierno establece una transición para las empresas y los contratos por obra o servicio dejarán de firmarse en 3 años.  

Con esta medida se pretende eliminar el uso abusivo y persistente de los contratos de duración determinada con diferentes trabajadores para desempeñar el mismo puesto de trabajo una y otra vez.

 

Las grandes empresas generan un mayor número de contratos por obra o servicio

Conforme las compañías aumentan de tamaño la temporalidad se reduce, excepto en organizaciones con más de 500 empleados en su plantilla, que son más propensas a realizar contratos temporales.

 

La figura del fijo-discontinuo

Si una plaza está ocupada durante más de cinco meses al año por contratos para actividades ocasionales, el empleado que la esté ocupando será considerado indefinido.

En este caso, la alternativa sería el contrato fijo-discontinuo.

El Gobierno prefiere optar por la figura del fijo-discontinuo en la empresas, pero eliminar la contratación por obra y servicio, según las previsiones de la compañía Randstad, podría suponer la pérdida de medio millón de empleos en España.

La Comisión Europea (CE) ha advertido al Ministerio de Trabajo su deber de mantener la flexibilidad del mercado laboral español y presiona para que la reforma laboral sea pactada.

Algunos sectores, como es el caso de la agricultura o la hostelería, acostumbrados a contratar personal eventual en épocas en las que su actividad es mayor, tendrán que buscar otras alternativas

Una opción cuando haya períodos de vacaciones o con más carga de trabajo sería reubicar a otros empleados para desempeñar las tareas, pero esto no siempre es posible.

En este caso, habría que buscar otras soluciones y es cuando en algunas organizaciones ya resuena la figura del fijo-discontinuo.

 

¿Qué diferencia hay entre un trabajador fijo-discontinuo y un empleado eventual?

Cuando hay un mayor volumen de trabajo en un periodo determinado muchas empresas optan por contratar a un trabajador a través de un contrato por obra o servicio.

Por ejemplo, como hemos comentado antes, en el sector de la hostelería, en vacaciones el flujo de clientes es más elevado por lo que se necesita más mano de obra para realizar todos los servicios y actividades.

En cambio, cuando un empleado es contratado de manera reiterada en el tiempo, las compañías pueden optar por un trabajador fijo-discontinuo.

De esta manera, el contrato se realiza en intervalos temporales separados pero reiterados en el tiempo de manera cíclica o periódica.

Para muchos sindicatos la prohibición de la firma de contratos por obra o servicio y la apuesta por la figura del empleado fijo-discontinuo no es suficiente.

Los sindicatos expresan que para acabar con la contratación abusiva de la temporalidad se requiere un desarrollo más específico para no generar discrepancias.

Algunos economistas, catedráticos y empresarios consideran que prohibiendo el contrato por obra o servicio se puede reducir la temporalidad, pero aumentarán los costes de despido y se crearán muchos menos puestos de empleo.

 

El contrato de formación, la mejor ayuda para contratar

Las empresas desconocen la posibilidad de contratar de forma temporal con el contrato de formación.

Este tipo de contrato permite a las empresas bonificar el 100% de los seguros sociales, pudiendo producir hasta un 40% de ahorro en costes salariales para la empresa en su conjunto.

El empleado que comience a trabajar en una empresa a través del contrato de formación estará formándose a la vez que trabaja.

Esto implica un gran beneficio para la empresa, que contará a medio-largo plazo con un trabajador más cualificado y preparado.

Para poder aplicar a esta modalidad de contrato y bonificar los seguros sociales tu empresa deberá estar al corriente en sus pagos a Seguridad Social y Hacienda y no haber sido sancionada.

Además, será esencial que la compañía se comprometa a respetar las condiciones del contrato y los tiempos de formación del trabajador

Puedes ampliar la información sobre los contratos de formación leyendo los artículos que encontrarás en nuestro blog.

Ahí encontrarás los requisitos para aplicar un contrato de formación y cuáles son sus bonificaciones.

 

¿Cuáles son las indemnizaciones para interinos de larga duración tras su despido?

Cuando se produzca la expiración del tiempo convenido o la finalización del contrato por obra o servicio objeto del contrato, el trabajador tendrá derecho a recibir una indemnización.

La indemnización será de cuantía equivalente a la parte proporcional de la cantidad que resultaría de abonar 12 días de salario por cada año de servicio, o la establecida, en su caso, en la normativa específica que sea de aplicación.

Los trabajadores que hayan realizado una sustitución con un contrato de más de 24 meses tendrían que ser contratados de manera indefinida en la  organización en la que estuviese prestando su servicio.

De no ser así, y en el caso de despedir a un trabajador temporal que llevase más de dos años sustituyendo a otro empleado la indemnización correspondería de 12 a 20 días por año trabajado.

contrato de formacion blog

¿Crees que esta es una medida acertada para acelerar la creación de empleos y acabar con los contratos por obra o servicios? Déjanos tu comentario más abajo. ¡Nos encantar leer tus opiniones!

Ir al contenido