fbpx

A finales de octubre, Cristóbal Montoro adelantó en el Consejo de Ministros la enmienda de reforma fiscal, para rebajar las retenciones a los autónomos durante los próximos dos años.

Actualmente, el tipo de retención está en el 21%. Con la entrada en vigor de esta reforma, se pasará al 19% en 2015 y al 18%, en 2016.

Recordar que el gravamen reducido para nuevos autónomos, para todos aquellos que en el año anterior no hayan realizado actividad profesional, se mantiene en el 9%. Éste se aplicará en el año del alta, y los dos siguientes.

Para las empresas de nueva creación se mantiene el gravamen reducido del 15%.  Que corresponde también a los autónomos con rentas inferiores a 15.000 €, desde el pasado mes de Julio.

Se aplicará para los primeros 300.000 € de base imponible y para el exceso, el 20% durante dos años.

Implicará una mayor liquidez de los autónomos, al adelantar menos volumen de ingresos a la Agencia Tributaria. Además, podrán acceder a la reducción de tipos y tramos en el IRPF.

Son casi un millón y medio de autónomos los que se beneficiarán de esta ansiada rebaja en el impuesto del IRPF, que si hacemos memoria, llega 2 años más tarde de lo prometido. El aumento de la retención del IRPF al 21%, fue una medida a priori “temporal” que no iría más allá de 2013, pero que finalmente se ha aplicado durante todo el año 2014.

Fuente: ElPaís.

Ir al contenido