fbpx

La transformación digital ha dejado de ser opcional para las empresas y se ha convertido en el motor del desarrollo de las organizaciones.

Esta necesidad de invertir en la digitalización ha supuesto numerosos cambios en el ámbito empresarial.

Por eso, tanto de manera nacional como internacional se están poniendo en marcha diferentes iniciativas con el objetivo de moderar el campo de la digitalización.

Te contamos cuáles son las nuevas regulaciones que afectan a la digitalización de las empresas y cómo adquirirán relevancia en los próximos meses:

 

El Parlamento Europeo pretende reinventar el uso de Internet en los próximos años

La Comisión Europea está estudiando la creación de un nuevo marco normativo para Internet con el fin de establecer un mayor control del contenido existente en las plataformas digitales y mejorar la calidad y transparencia del mismo.

Para ello, han surgido dos propuestas: la Digital Services Act (DSA) y la Digital Markets ACT (DMA).

A través de la Digital Services Act, el Parlamento pretende redefinir las responsabilidades de los prestadores de servicios para reforzar la protección de los derechos de los usuarios y facilitar la eliminación de contenidos ilícitos de Internet.

Además, con esta propuesta el fin es generar mayor transparencia moderando las informaciones publicando contenidos verídicos y contrastados.

Se establecen así las nuevas obligaciones que tendrán que cumplir las empresas digitales. Aunque estas obligaciones no serán iguales para todas las empresas.

El Parlamento diferencia entre cuatro niveles de responsabilidad dependiendo del tamaño de la empresa.

Habrá que esperar para conocer el listado completo de las organizaciones que, según el Parlamento, son de mayor tamaño.

Las compañías tendrán que mantener un registro de los usuarios que venden online para que la identificación de aquellos que vendan bienes ilegales sea más sencilla.

La Digital Markets ACT es una propuesta que pretende mejorar la conexión en los diferentes mercados de la Unión Europea para evitar que las grandes empresas abusen de su poder.

La Comisión quiere permitir la entrada de nuevos actores para que compitan en el mercado europeo.

En el caso de que alguna de las grandes empresas incumpla una de las medidas establecidas, se impondrán sanciones de hasta el 10% del volumen de negocio mundial.

Asimismo, y a través de ambas propuestas, la Comisión Europea pretende que todos los usuarios que naveguen por Internet estén en pleno conocimiento de quién se esconde detrás de cada anuncio publicitario que reciben.

La Unión espera que este paquete de medidas se convierta en el eje de la regulación tecnológica y adquiera la misma relevancia que tuvo el Reglamento General de Protección de Datos (RGPD) que entró en vigor en el año 2018.

Esta propuesta es esencial, ya que en la actualidad el uso de Internet y de las nuevas tecnologías está en auge desde la instauración del teletrabajo como uno de los modelos con más utilizados en el mundo empresarial.

 

¿Cómo afectarán la DSA y la DMA a los usuarios de Internet?

Hasta ahora cuando se eliminaba contenido subido por un usuario a Internet, éste podía no estar en conocimiento del suceso.

A partir de ahora, los usuarios recibirán información de la eliminación de su contenido en redes sociales y se establecerá cuál será el procedimiento tras esta situación.

En cuanto a los mensajes de cookies, su visión tendrá que estar más clara y mejor estructurada para que los usuarios tengan pleno conocimiento de qué están aceptando al dar el ‘okay’ a dichas cookies.

De la misma manera, cuando un usuario vaya a realizar una compra en Internet tendrá que conocer con certeza quién se encuentra detrás de esa compra, es decir, sabrá con exactitud quién es el vendedor.

Son solo algunas de las mejoras que pretenden diseñar desde la Comisión Europea, aunque las soluciones para mejorar el uso de Internet seguirán en desarrollo ya que se trata de un tema amplio y complejo en continua evolución.

 

¿Conoces cómo será la política para regular el sector de las telecomunicaciones?

Otra de las nuevas regulaciones de la Comisión Europea está fundamentada en la creación de una serie de directrices para rediseñar las políticas tecnológicas para el año 2022.

En el sector de las telecomunicaciones, la Comisión pretende preparar a todos los países europeos para la entrada del 5G.

En este caso, España necesita terminar pronto su Código Europeo de Comunicaciones Electrónicas, ya que Bruselas le ha dado un plazo de dos meses al país para finalizar y establecer sus objetivos.

El Gobierno espera terminar la banda de 26 GHZ, la última que queda para finalizar el 5G entre finales de este año 2021 y principios de 2022.

Aún se desconocen algunas de las medidas propuestas por parte del Gobierno para el sector de las telecomunicaciones, pero desde Moncloa ya han adelantado que la intención es subastar una parte de esta franja de espectro a operadores y destinar otra franja a uso compartido.

El fin es permitir que una parte del espectro sea utilizado por las compañías para fines industriales y empresariales.

 

Bruselas establecerá mayores garantías para los repartidores que trabajan a través de plataformas digitales

La Comisión Europea está estudiando posibles novedades legislativas a nivel europeo que afecten a los repartidores a domicilio para mejorar sus condiciones laborales.

Desde el Parlamento han descartado plantear un estatuto para los repartidores que trabajan a través de plataformas digitales pero sí han afirmado el establecimiento de mayores garantías para cuidar los derechos laborales de esos trabajadores.

Entra así en vigor la ‘Ley Rider’ que ofrecerá condiciones laborales dignas para los repartidores, que dejarán de ser tratados como autónomos para ser declarados como trabajadores asalariados en régimen general.

El Parlamento quiere subsanar el limbo en el que se encuentran los derechos de estos trabajadores para ofrecerles un sueldo y unas condiciones óptimas para que reciban la misma protección que el resto de sectores.

La última alteración sobre los ‘riders’ se encuentra en la Ley 12/2021 de 28 de septiembre por la que se modifica el Estatuto de los Trabajadores para garantizar los derechos laborales de las personas dedicadas al reparto en el ámbito de las plataformas digitales.

En esta Ley se incluye la necesidad de informar a los trabajadores sobre las condiciones de trabajo, el acceso y mantenimiento del empleo.

Estas son solo algunas de las reformas que están planteando desde Bruselas para mejorar y garantizar la digitalización segura y eficaz de los procesos. ¿Qué te parecen las propuestas?

Déjanos tu comentario más abajo. ¡Nos encanta leerte!

Formación bonificada para empresas de Grupo2000
Ir al contenido