fbpx

El Consejo de Ministros ha aprobado dos proyectos de ley para mejorar el emprendimiento y fomentar el trabajo autónomo.

El proyecto de ley de Autónomos y Economía Social modificará el actual Estatuto del Trabajo Autónomo (Ley 20/2007) e introduce varias novedades que os resumimos a continuación:

Se amplía esta ayuda a los nuevos autónomos que contraten a trabajadores, y se incluye a las victimas de terrorismo, y violencia de género en los supuestos de Tarifa Plana Especialmente Protegida.

Cuando se trate de personas con discapacidad, la reducción que se aplica en la Tarifa Plana se ampliará hasta 12 meses.

  • Autónomos económicamente dependientes:

Los autónomos que obtienen al menos un 75% de sus ingresos de un único cliente podrán contratar a un trabajador para conciliar la vida profesional y familiar.

  • Más incentivos para el autónomo colaborador:

Los familiares colaboradores se beneficiarán de una bonificación que se aplicará durante 24 meses en las cuotas de la Seguridad Social en el RETA del 50% en los primeros 18 meses, y del 25% en 6 meses adicionales.

  • Capitalización de la prestación del desempleo:

En el proyecto se contempla la posibilidad de que se pueda capitalizar hasta el 100% de la prestación por desempleo para comenzar una actividad por cuenta propia. Además, se podrá solicitar en un sólo pago, y el resto se podrá utilizar para liquidar las cuotas de Seguridad Social. También será posible destinar el total de la capitalización para abonar las cuotas de Seguridad Social.

  • Segunda oportunidad del emprendedor:

Los mayores de 30 años podrán compatibilizar por un máximo de hasta 270 días la prestación por desempleo con el RETA. Con el fin de que el emprendedor pueda disponer de una segunda oportunidad, una vez que comience la actividad por cuenta ajena, se amplía el plazo para la reanudación de la prestación por desempleo hasta los 60 meses.

Asímismo, en los proyectos aprobados, se recogen mejoras en la Economía Social, Sociedades Laborales y Participadas:

  • Economía social:

Se amplían las bonificaciones a todos los tramos de edad para facilitar la incorporación de nuevos socios a entidades de Economía Social.

Los mayores de 30 años tendrán una bonificación de 800 euros al año, durante un máximo de 3 años (en el caso de un socio con discapacidad reconocida, se aplicará a los mayores de 35 años).

Los menores de 30 años dispondrán de una bonificación de 1650 euros durante el primer año.

El proyecto de ley establece también ayudas para apoyar la inserción laboral de trabajadores con dificultades para acceder al mundo laboral, creando una nueva bonificación en las cuotas empresariales para los trabajadores que procedan de empresas de inserción.

  • Sociedades laborales y participadas:

Las Sociedadades Laborales pasarán a ser entidades mercantiles en las que los socios trabajadores deberán tener al menos el 50% del capital social y el 50% del derecho a voto.

El número de horas trabajadas por los trabajadores que no sean socios, contratados por tiempo indefinido, no puede ser superior al 50%.

La nueva ley tiene el fin de simplificar los trámites y requisitos para la creación de estas sociedades. Reduciendo el número mínimo de socios para constituir una sociedad laboral, de 3 a 2.

El proyecto también incorpora el concepto de sociedades participadas por los trabajadores, previendo un posterior desarrollo normativo.

 

Fuente: Moncloa.

Ir al contenido